1. Principal
  2. Vacaciones
  3. Inspiración Vacaciones
El blog de viajes by Chapka

Chiang Mai: Un lugar mágico donde vivir una experiencia única

Texto e imágenes por Lucía González

 

Chiang Mai o “ciudad nueva” es una de las ciudades más monumentales de Tailandia. La capital del reino de Lanna en el siglo XIII es hoy en día la segunda ciudad más importante de Tailandia y un destino turístico obligado en el norte del país.

El centro de Chiang Mai es fácilmente reconocible gracias a su forma cuadrada y remarcada por el río. Esta disposición data del siglo XVIII, cuando los reyes tailandeses construyeron una muralla bordeada por un foso para defenderse de los ataques birmanos. Si bien el foso se conserva y enmarca la ciudad, la muralla ha resistido peor el paso del tiempo y solo podréis ver pequeños vestigios en las principales puertas de la ciudad.

Su mayor atractivo turístico, cultural y religioso reside en que podemos encontrar una cantidad abrumadora de templos. Querrás visitarlos todos y desistirás. Para que no te pierdas nada en esta apasionante ciudad y sus alrededores haremos una recopilación de qué hacer y ver en Chiang Mai en tres días.

Cómo llegar y dónde alojarse

Desde el aeropuerto internacional de Chiang Mai la forma más sencilla y económica de llegar al centro es coger un autobús urbano. Esta opción fue nuestra favorita, ya que los turistas no suele tomar los autobuses locales, por lo que comenzarás tu inmersión rodeado de autóctonos.

Tomar un taxi te saldrá un poco más caro. Los taxímetros son poco corrientes en toda Tailandia, pero por intentarlo que no quede. Lo más común es acordar el precio del trayecto con el conductor, que pagarás en el destino.

Dentro de la ciudad lo que más encontrarás serán redtrucks, camionetas que funcionan como taxis sin taxímetro, la opción más sencilla para visitar los alrededores de la ciudad. Atención: el precio del trayecto varía según el número de personas que tomen el “taxi” por lo que tendrás que negociar con el conductor antes de subir. Curiosamente, es probable que durante el trayecto monten otros pasajeros con los que compartirás destino o que se bajarán a lo largo del mismo.

En cuanto al alojamiento, lo más recomendable es no alejarse del cuadrado que configura la ciudad. Así será más fácil moverse para visitar el centro a pie y cualquier punto de la periferia en taxi o transporte público. La parte norte del casco histórico ofrece un amplio abanico de opciones para todos los bolsillos. En el borde norte de la muralla encontrarás hostels a buen precio y ambiente mochilero.

Día 1

WAT LOK MOLEE

En nuestro primer día decidimos visitar varios templos situados cerca de la zona en la que nos alojamos. En la calle Sri Poom Road está situado el templo WAT LOK MOLEE, accesible desde uno de los puentes más bonitos que rodean la muralla.

WAT JED YOD

Continuamos la visita hacia el norte para visitar el emblemático WAT JED YOD, recinto histórico que abarca varios templos y un cementerio, donde puedes encontrar a los lugareños realizando distintos tipos de ofrendas a los dioses y a sus antepasados. Imprescindible este complejo del siglo XV cuyo nombre significa “el templo de los siete picos”.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde ahí tomamos un redtruck para visitar varios templos más alejados del centro de la ciudad, entre ellos el majestuoso WAT SUAN DOK, cuyo chedi dorado de 48 metros destaca en el conjunto de pequeños chedis blancos, que albergan las cenizas de los reyes de Chiang Mai.

WIANG KUM KAM

El amable taxista que habíamos contratado nos recomendó visitar el conjunto de ruinas WIANG KUM KAM, compuesto por diferentes templos y ruinas situados al sur de Chiang Mai.

Montamos en uno de los trenecitos conducidos por voluntarios que nos dirigió por todo el complejo durante aproximadamente una hora. En la visita realizada nos informaron de que este lugar había sido escogido como capital Lanna en el año 1286, por el rey Mengrai. Las ruinas dejan ver la portentosa ciudad que era WIANG KUM KAM antes de las grandes inundaciones que llevaron la capital finalmente a Chiang Mai en 1296.

La visita termina en Wat Chediliam, un precioso templo en uso y residencia de monjes en la actualidad.

MERCADO WAROROT/ KAD LUANG

Tras visitar tantísimos templos, el plan perfecto para aprovechar la tarde es visitar uno de los múltiples mercados como el famoso MERCADO WAROROT O KAD LUANG, situado en el barrio chino, donde puedes encontrar gran variedad de comida, ropa y todo tipo de artesanía. En tu recorrido por la calle Thapae además de los numerosos puestos puedes encontrar algún que otro templo chino.

Día 2

SILVER TEMPLE

El segundo día comenzamos la visita por el sur, donde se encuentra el Silver Temple, uno de los templos más recomendados de la ciudad por su característica arquitectura bañada en plata, si bien no permite el acceso a las mujeres, por lo que decidimos no comprar la entrada y dar un paseo por los alrededores.

Otros templos situados en el centro que merecen ser remarcados son WAT CHEDI LUANG y WAT PHRA SINGH.

El primero se trata de un precioso santuario que ​destaca por su pagoda de obra central y medio derruida, que fue construida bajo las órdenes del rey Saen Muang Ma para enterrar las cenizas de su padre. Actualmente es uno de los lugares de culto budista más famosos del norte de Tailandia, siempre con permiso del WAT DOI SUTHEP (del cual hablaremos más adelante).

WAT PHRA SINGH

Por otra parte, el ​WAT PHRA SINGH ​se encuentra en la zona oeste del centro de la parte antigua de Chiang Mai. El templo alberga una importante estatua de Buda, el Phra Buddha Sihing, el cual da nombre al templo. Los orígenes de esta estatua se desconocen, pero, según la leyenda está basada en una estatua perdida que solía estar en el Templo Mahabodhi de BadhGaya en India.

HUAY TUENG THAO

Puedes llegar al lago Huay Tueng Thao, visita ineludible en Chiang mai, en taxi o moto. Merece la pena acordar un recorrido con un taxista para visitar Wat Palad y Doi Suthep en la misma tarde.

Los arrozales son una pasada. Puedes pasear por los caminos de bambú entre los cultivos de arroz e incluso visitar las cabañas tradicionales de los agricultores. ¡Un lugar espléndido para hacer fotos!

El lago Huay Tueng Thao es una de las diversiones de fin de semana de los habitantes de Chiang Mai. La mejor hora para visitarlo es el atardecer entre semana, ya que los sábados y domingos se desborda de turistas.

Si hace bueno podrás ver cómo los locales se bañan en sus aguas, aunque nosotras no lo recomendamos, ya que hay carteles que advierten del riesgo de permanecer en el lago durante más de una hora. Otra de las particularidades del lago son las cabañas que rodean el río. Las pequeñas casetas sobre el lago están muy codiciadas y te costará encontrar un sitio donde sentarte. Si lo consigues, es un lugar agradable donde tomar algo y disfrutar de las puestas de sol del país.

Día 3

ELEPHANT JUNGLE SANCTUARY

El tercer y último día fuimos al ELEPHANT JUNGLE SANCTUARY, donde puedes tener una de las mejores experiencias en Chiang Mai. Necesitas reservar estas actividades con al menos un día de antelación y, en general, incluyen transporte y almuerzo.

En la reserva de elefantes puedes alimentarlos con plátanos, e incluso bañarte en el río con ellos. Allí te enseñarán cómo comportarte de manera respetuosa y segura en presencia de estos enormes animales. Es una experiencia maravillosa en contacto con la naturaleza y sobre todo éticamente responsable con los animales.

WAT PALAD

También conocido como el templo de la jungla que hace honor a su apodo. Inmerso en plena jungla, rodeado de riachuelos, roca y vegetación este complejo es una de las joyas de Chiang Mai. Tuvimos la oportunidad de perdernos entre sus caminos y escaleras de aspecto abandonado donde puedes encontrar tranquilidad a pocos minutos de la gran ciudad.

DOI SHUTEP

Se trata de uno de los templos más famosos de Chiang Mai, y no solo destaca por su enorme chedi, que es la pieza central del templo, sino que la situación estratégica del templo en lo alto de la montaña otorga unas vistas increíbles de toda la ciudad.

Para llegar a lo alto de la colina tendrás que subir los más de 300 escalones de la gigantesca escalera sumergida en la selva, si bien el esfuerzo merece la pena.

La hora perfecta para ver este templo obligado de Chiang Mai es el atardecer. Además, a esta hora hay menos turistas y la temperatura es más agradable. Podéis comenzar la visita una hora antes para apreciar el templo dorado iluminado por el sol y ver cómo cambia de tonalidad con la puesta de sol. Mencionar también que a esta hora puedes disfrutar de los cantos de los monjes budistas que celebran la entrada de la noche.

NIGHT BAZAAR

Para finalizar el día la mejor opción en fin de semana es ir al NIGHT BAZAAR, uno de los mercados más grandes de la ciudad, donde hay incluso puestecillos dentro de los recintos de los templos, y puedes probar todo tipo de comida local.

Cabe destacar que es un buen sitio para comprar y donde poner a prueba tus dotes de regateo. Vale la pena recorrerlo y no comprar a la primera, ya que seguramente te haga tirarte de los pelos cuando preguntes el precio del mismo artículo en otro puesto.

Hasta aquí nuestra revisión de los must see ​de esta gran ciudad del norte de Tailandia. Si quieres descansar después del atracón de templos te recomendamos reponerte en Pai, un pequeño pueblo a tres horas de Chiang Mai. Nos vemos en Tailandia ká!

Chiang Mai: Un lugar mágico donde vivir una experiencia única
Puntúa este artículo

0 comentario

dejar un comentario