1. Principal
  2. Gran Viaje
  3. Inspiración Gran Viaje
El blog de viajes by Chapka

Qué ver en Singapur y alrededores

Foto de Patricia del blog GTM dreams

Singapur es un país de contrastes. Ya seas amante de las grandes ciudades, la cultura o la naturaleza, encontrarás un plan hecho a medida para ti. Cuando pensamos en Singapur, pensamos en una ciudad-estado que recorrer en un día. Aún así, Singapur está conformado por un total de sesenta y tres islas que albergan todo tipo de paisajes.

Su mezcla de etnias conviviendo en su territorio hace que puedas disfrutar de una mezcla de gastronomía, olores y arquitectura difícil de encontrar en otra ciudad. Descubre Singapur desde sus rincones más populares hasta los más auténticos.

Por Patri de GTM Dreams

Marina Bay Sands

Es imposible pisar Singapur sin acercarte a Marina Bay Sands. El gran hotel dividido en tres edificios, culmina en su plataforma con bares, un mirador y la piscina del propio hotel. El centro comercial que hay a sus pies está repleto de opciones de ocio, comercio y restauración para todos los gustos. No obstante, un imprescindible que hacer en Marina Bay Sands es ver su espectáculo de luces y agua llamado SPECTRA, el cual se celebra todas las noches. Gardens by The Bay

Detrás del imponente Marina Bay Sands nos encontramos con los jardines conocidos como Gardens By The Bay. Como si nos encontrásemos en la película de Avatar, podremos pasear por las decenas de caminos que forman el jardín llevándonos por pequeños lagos, vegetación y sus torres características. La entrada a los jardines es gratuita pero, si lo prefieres, puedes subir a la plataforma que unes las diferentes torres tras pagar el precio en taquilla. Desde arriba podrás ver unas vistas únicas de los jardines así como de Singapur. En estos jardines también hay un espectáculo nocturno cada noche.

Gardens by the Bay - Singapore

Fuente de Merlión

En frente de Marina Bay Sands, al otro lado de la bahía, encontramos el parque de Merlión. Este curioso animal mitad pez y mitad león es el símbolo de Singapur desde 1964, año en el que lo diseñó el Ministerio de Turismo del país. Aunque puedes pasear por el parque de Merlión a cualquier hora del día, lo ideal es hacerlo por la noche para disfrutar del skyline de la ciudad y Marina Bay. Además, desde el Merlión es el lugar ideal para disfrutar del espectáculo nocturno Spectra.

Chinatown

Stamford Raffles, el fundador de la colonia de Singapur en 1819, decidió dar un distrito a cada etnia que habitaba en Singapur. Es por ello que hoy en día aún podemos ver como perduran estos barrios étnicos, dándole un aire multicultural a la ciudad. Uno de estos es el barrio chino, amado por los mochileros por su gran oferta de hostels así como la comida local y barata en el Chinatown Complex.

Alguno de los imprescindibles de Chinatown son los templos Buddha Tooth Relic y Thian Hock Keng. Tampoco hay que olvidarse de Smith Street con su mercado nocturno y puestos de comida.

Singapore Chinese temple

Clarke Quay

A pocos pasos de Chinatown, encontramos la zona de Clarke Quay. Esta se encuentra a ambos lados de la orilla del río Singapur y es ideal para disfrutar de una tarde de paseo culminada por un bonito atardecer. En el centro comercial de nombre homónimo, podrás encontrar bares y restaurantes con ofertas de Happy Hour. Siguiente el río hacia Boat Quay, podremos encontrar antiguas casas coloridas de dos pisos que hoy en día son restaurantes a pie del río. Ideal para una noche romántica o entre amigos.

Little India

A media hora andando desde Chinatown, encontramos el barrio de Little India. Para los conocedores de India, encuentran este barrio una versión limpia y ordenada del país. Entre sus fuertes olores, podemos ver comercios tradicionales así como abundantes restaurantes de comida india. Los templos también son protagonistas en Little India, siendo el Sri Veeramakaliamman el más conocido por encontrarse en plena Serangoon Road.

Kampong Glam y la mezquita del Sultán

Otro de las barrios étnicos de Singapur es el barrio árabe. Este se llama Kampong Glam y está culminado por la preciosa mezquita del Sultán. Su cúpula dorada capta a atención de cualquier visitante, no pudiendo evitar sacarse decenas de fotografías con esta. La peatonal Bussorah Street está repleta de restaurantes y bares, sobretodo de comida árabe, y es ideal para terminar un día con vistas a la mezquita. La calle paralela, Arab Street, esconde tiendas de telas y otros atuendos tradicionales entre varias cafeterías. Por último, Haji Lane es la calle del arte callejero donde jóvenes posan delante de las paredes y pasan las horas entre tienda y tienda de moda y objetos vintage.

Vista de una calle con la mezquita del Sultán en Kampong Glam, Singapur

Museo Nacional de Singapur

Singapur tiene una historia muy interesante, ya que fue descubierta varias veces y tuvo un gran pasado colonial. Su desarrollo y mezcla de culturas hacen que el Museo Nacional de Singapur sea uno de los imprescindibles que visitar. Las salas del museo sorprenden por lo didácticas e interactivas que son, pasando por toda la historia del territorio de Singapur empezando por los primeros asentamientos. Conocerás su descubrimiento, sus años como colonia británica y cuando fueron invadidos por Japón hasta llegar a su actual independencia. Jardín japonés y chino

Si queremos salirnos de la ciudad de altos edificios, podemos ir en metro hasta los jardines japonés y chino. La entrada es gratuita y es un lugar ideal para disfrutar de un paseo, sobretodo si se visita Singapur con niños. La vegetación, estructuras y puentes de los jardines nos recordarán, respectivamente, a la cultura de China y Japón.

Isla Sentosa

Al sur del centro de Singapur se encuentra isla Sentosa. Son varios los transportes habilitados para llegar a esta, así que no te preocupes por cómo llegar. Una vez en isla Sentosa, las opciones que hacer son tantas como puedas imaginar. Desde parques de aventura, miradores, parques temáticos o restaurantes. Son muchísimas las experiencias que se pueden vivir en isla Sentosa dependiendo de los gustos y presupuesto del que se disponga. Visitar el parque de Universal Studios Singapur suele ser uno de los favoritos al viajar a Singapur con amigos o niños.

Puente colgante que lleva a la isla Palawan en Sentosa, Singapir

Reserva natural de MacRitchie

También hay varias opciones para los amantes de la naturaleza. A una hora en transporte público desde el centro de Singapur, llegaremos a la reserva natural MacRitchie. Se trata de la primera reserva natural de Singapur y ofrece muchísimas actividades para hacer. La opción más sencilla es disfrutar de un paseo por sus varias rutas e incluso cruzar sus puentes colgantes. Otra opción es alquilar un kayak o canoa y conocer la reserva a remo.

Humedales de Sungei Buloh

Alejándonos del epicentro de Singapur, encontramos los humedales de Sungei Buloh. Se puede llegar a ellos en transporte público (metro y autobús) en una hora y media de trayecto. Una vez dentro del parque natural, podremos hacer dos itinerarios diferentes para recorrer los humedales. En estos hay varios puntos de avistamiento de aves indicados. Se trata de una experiencia diferente que hacer en Singapur fuera del circuito de atracciones más populares.

Qué ver en Singapur y alrededores
5 (100%) 1 vote

2 comentarios

dejar un comentario