1. Principal
  2. Vacaciones
  3. Entrevistas destinos vacaciones
El blog de viajes by Chapka

Viajar por Rusia en tren: la experiencia de Nuestros viajes por el mundo

Isabel y Pepe siempre habían soñado con dar la vuelta al mundo y lo que un día empezó con una broma, hoy se ha convertido en una realidad. Actualmente están de viaje sin billete de vuelta y nos lo cuentan todo en su blog Nuestros viajes por el mundo. Hemos hablado con ellos y nos han dado los mejores consejos para viajar a Rusia, una de sus primeras paradas.

¿Qué documentos se necesitan para viajar a Rusia y cómo se solicitan?

Para viajar a Rusia es necesario obtener un visado. Se solicita en la Central de Visados Rusos, en Madrid o Barcelona, aunque también puede solicitarse por correo. Además existe la posibilidad de que un tercero gestione la solicitud del visado por otra u otras personas.

En su web está perfectamente explicado como solicitarlo tanto en persona como por correo, y qué papeles son necesarios.

La documentación necesaria es la siguiente:

  • Formulario de solicitud (se descarga en la web de la central de visados).
  • Fotografía carnet.
  • Pasaporte con una caducidad mayor a 6 meses. No vale fotocopia, tiene que ser el original pues el visado va impreso en el pasaporte.
  • Seguro de viajes. Puede hacerse con cualquier compañía (nosotros obviamente lo hicimos y recomendamos Chapka). Simplemente hay que solicitar a la compañía un documento en el que aparezca el número de póliza, el nombre de la compañía aseguradora, el límite de la póliza, indicar que tiene cobertura en la Federación Rusa y la vigencia del seguro (debe coincidir con las fechas del viaje).
  • Visa support. Es una carta de confirmación de Recepción del turista. En algunos casos la gestiona el hotel (NO es la reserva del hotel, es un documento específico) o la agencia de viajes. Nosotros la solicitamos a nuestro alojamiento, y suele costar unos 15 euros.
  • Pago de las tasas. Se hace directamente en la central de visados mediante tarjeta, o por transferencia bancaria. El precio es de 58€ el visado normal y 113€ por la tramitación urgente.

Es importante hacerlo con el suficiente tiempo de antelación pues es un proceso un poco lento. Desde que entregas todos los papeles hasta que recibes tu pasaporte de vuelta con el visado ruso pueden pasar dos semanas.

¿Cuánto tiempo estuvisteis en total por Rusia? ¿Qué itinerario hicisteis?

En Rusia estuvimos 18 días, empezando en San Petersburgo, pasando por Moscú, Kazan, Ekaterimburgo, Irskust (lago Baikal) y Ulan Udé, para viajar posteriormente hasta Mongolia.

Sobre San Petersburgo y Moscú encontramos muchas webs y blogs de viaje con mucha información y fue bastante sencillo organizarlo, no así el transiberiano.  Kazan, Ekaterimburgo o el propio Baikal no son destinos tan turísticos por lo que hay bastante falta de información. Ese también fue uno de los motivos que nos motivó a escribir nuestro blog.

Recopilar toda la información fue complicado. Por ejemplo, conseguimos comprar los billetes de tren de forma sencilla por una amiga rusa que nos dio toda la información, pues en internet no estaba muy claro. Después de eso, decidimos escribir un post muy detallado sobre el transiberiano, para ayudar a viajeros que se encuentren en la misma situación que nos encontramos nosotros.

san basilio moscú nuestros viajes por el mundo viajar a rusia
Isabel y Pepe de Nuestros viajes por el mundo en Moscú.

¿Moscú o San Petersburgo?

¡Vaya pregunta! ¿A quién quieres más? ¿A papá o a mamá? Jaja.

La verdad es que son dos ciudades preciosas, que ofrecen muchísimo y tienen tanta historia que es difícil elegir.

Quizás nos quedaríamos con Moscú porque nos pareció más diferente al resto de ciudades europeas, es más “rusa” y la Plaza Roja nos impactó profundamente. San Petersburgo es una ciudad bellísima, pero nos recordaba a otras ciudades europeas fantásticas, como Viena o París. Moscú no podríamos compararla con ninguna otra ciudad del mundo que conozcamos.

Es difícil elegir algo en concreto de San Petersburgo, está llena de iglesias, palacios, plazas y lugares maravillosos. Aunque quizás la joya de la corona sea la Iglesia de la Sangre Derramada. Si por fuera es un espectáculo, por dentro es una joya.

En Moscú sin duda nos quedamos con la Plaza Roja. Mágica y totalmente cautivadora. Custodiada por la muralla del Kremlin, el Museo Estatal de Historia, el Gum y como broche de oro, la Catedral de San Basilio. ¡Impresionante!

¿Es fácil viajar a Rusia sin hablar ruso?

¡No es nada sencillo! En San Petersburgo y Moscú sí que se encuentra gente que habla inglés,  y es bastante sencillo. El problema es cuando sales del centro turístico, y en las demás ciudades no hablan ni una palabra.

Para la parte del transiberiano un amigo quiso unirse a nosotros y acompañarnos en esta parte del viaje. Para nuestra suerte, este amigo ¡hablaba ruso! Fue de grandísima ayuda.

De todas formas, tiramos mucho de Google Translate en el móvil. Por ponerte un ejemplo, una chica uzbeca en el tren consiguió explicarnos un juego de cartas de su país y estuvimos jugando y “hablando” con ella (vía Google Translate) durante horas.

Hoy en día la comunicación es más fácil que nunca, y con gestos, paciencia y una sonrisa se consiguen milagros, jaja.

Cruzasteis el país con el Transiberiano, ¿qué tal fue la experiencia?

El Transiberiano sin lugar a duda ha sido una de las mejores experiencias en este viaje. Se hizo mucho más divertido y ameno de lo que imaginábamos. Los trenes son bastante cómodos, están muy limpios por lo general y el espacio no es tan agobiante como uno puede pensar.

Hicimos muchas horas en tren, normalmente viajábamos de noche para llegar por la mañana a una ciudad con lo cual el trayecto se hacía muy corto. Tuvimos un viaje muy largo, de Ekaterimburgo a Irskust, ¡57 horas de viaje! Pero hemos de decir que se nos pasaron volando: jugando a las cartas, al ajedrez, leyendo, escribiendo, hablando…Es una experiencia muy chula, cruzar un país entero encerrado en un tren, se disfruta muchísimo.

En cuanto a las comidas, hay restaurante, aunque la mayoría de la gente suele llevar su propia comida. Hay agua caliente con lo cual todo el mundo tira de sopas instantáneas y noodles. A esta parte de la comida también le dedicamos tiempo en el blog, dónde contamos qué comíamos y cómo nos organizábamos.

Respecto al precio de los trenes es bastante barato. Todo depende de en qué clase viajes claro. Nosotros íbamos en tercera, que son literas en compartimentos de cuatro pero en un pasillo, es decir, no están aislados.

Si los compras con antelación son más baratos. El más caro fue el de 57 horas y nos costó unos 70 euros. ¡Tirado!

Vosotros hicisteis el trayecto haciendo paradas, ¿cómo funciona?

Esta es una de las dudas que tuvimos nosotros al inicio. Pensábamos que funcionaba como el interrail, donde tu compras un billete global y puedes ir subiendo y bajando al tren sobre la marcha.

Pero no, el transiberiano es simplemente una línea de tren muy larga. Los billetes se compran con inicio y destino, y con horario y fechas cerradas. Con lo cual, te obliga a llevar la ruta planificada con antelación.

Nosotros decidimos en qué ciudades queríamos parar, cuantos días necesitábamos en cada una y en función de los horarios del tren fuimos decidiendo los que se ajustaban mejor a nuestras necesidades. Lo bueno es que suele haber bastantes horarios, lo que te da mucha flexibilidad.

El Transiberiano no fue el único tren que cogisteis en Rusia. ¿Cómo fue la experiencia en el tren Flecha Roja?

El Flecha Roja es una pasada. Es un tren precioso, parece que estés es una película antigua.

Sin duda recomendamos a todo aquel que viaje a San Petersburgo y Moscú que elija esta opción para viajar entre ambas ciudades. El viaje son unas 8 horas y se hace de noche, con lo cual es perfecto para no perder ningún día de turismo.

Aquí sí que los compartimentos son cerrados, cabinas de 4 o de 2 con baño compartido, a precios muy asequibles. También hay opción de viajar en primera clase, con baño propio.

El desayuno no está incluido, pero pasa una azafata preguntando si vas a quererlo. Es muy barato y está muy bien.

En vuestro blog afirmáis que Kuzhir y la isla de Olkhon han sido una de las cosas más impactantes e increíbles de vuestro viaje. ¿Por qué?

Por varios motivos, pero sobre todo por lo inesperado. Llegábamos a la isla de Olkhon a finales de Abril, y aunque  hacía frío no esperábamos para nada encontrarnos con el lago completamente congelado.

Además tuvimos mucha suerte, tuvimos unos días de mucho sol, con lo cual el escenario se presentaba aun más espectacular: un lago con distintos azules, partes que estaban cubiertas de nieve, en algunas zonas empezaba a agrietarse el hielo y se veía agua….de fondo las montañas  nevadas, un cielo azul intenso y el sol.

lago baikal viajar a rusia nuestros viajes por el mundo
En el lago Baikal

Piensa que el lago Baikal es el lago de agua dulce más grande del mundo, encontrarlo congelado nos dejó la boca abierta, ¿te imaginas que toda Cataluña fuese un lago y estuviese congelada? Pues algo así es lo que vimos nosotros. Y cuando decimos helado nos referimos a pudimos caminar sobre él, había coches y furgonetas circulando sobre el lago…si no lo ves, no lo crees. Precioso.

¿Qué tal la gastronomía rusa?

De nuevo, Rusia nos sorprendió con su gastronomía. La cocina rusa es muy rica y variada.

Lo más típico es el borsh, una sopa de remolacha. A nosotros nos encantaron los pelmeni (una especie de dumplings rusos); los blinis, unos crepes muy típicos de San Petersburgo; los syrniki, unas tortitas de requesón buenísimas; obviamente hay que probar el vodka.

Como recomendación personal, para todos los que vayan a San Petersburgo tienen que visitar la cafetería Pyshechnaya un lugar lleno de historia, frecuentado por locales dónde sólo tienen el “donut” típico ruso y café, té o agua, a precios irrisorios (no han cambiado desde su apertura).

En general todo lo que probamos estaba muy rico, hay muchos restaurantes tipo cantina, de self-service, donde poder probar muchos platos rusos caseros deliciosos.

Por último, ¿qué consejo daríais para aquellos que quieran viajar a Rusia?

En primer lugar, que no lo duden. Es un país fantástico que ofrece muchísimo. Su gente, aunque de entrada sean fríos y algo distantes, una vez rompes esa barrera son muy amables, educados y siempre dispuestos a ayudarte. La gastronomía, la cultura, la historia, sus ciudades, los paisajes….convierten a Rusia en un país único y maravilloso.

Como consejo para viajar a Rusia, que visiten nuestro blog en el que encontraran mucha información y sobre todo que disfruten mucho de este maravilloso país que tanto tiene que ofrecer 🙂

Las aventuras de Isabel y Pepe no se quedan ahí, no olvides seguirlos en Instagram si no quieres perderte nada.

0 comentario

dejar un comentario