1. Principal
  2. Mi Gran Viaje
  3. Inspiración Gran Viaje
El blog de viajes by Chapka

10 razones por las que viajar a Alaska

Alaska, el estado más grande de Estados Unidos es conocido por su diversidad y la belleza de sus paisajes. Este fin del mundo, que tiene más habitantes de cuatro patas que dos, atrae a los amantes de los espacios abiertos y la naturaleza salvaje. Si aún no está seguro de si Alaska está hecho para ti, aquí tienes 10 razones por las que viajar a Alaska, el estado 49 del país del tío Sam.

10 motivos por los que viajar a Alaska

Para observar el pico más alto de América del Norte: el monte Denali

La primera razón por la que debes visitar Alaska es por el monte Denali, la montaña más alta de América del Norte (¡6190 m.!) Su cumbre solo es visible el 30% del tiempo ya que el clima de la zona puede ser caprichoso. El mejor lugar para observarlo es el Parque Nacional del mismo nombre. Este está muy bien conservado. El uso de vehículos está limitado, por lo que hay que coger un autobús desde el parque para acercarse y descubrir las maravillas que esta área protegida de increíble belleza tiene para ofrecer. Si el tiempo no acompaña y no tienes la suerte de poder ver el monte Denali, al menos verás muchos animales.

Por sus carreteras

Quizás conoces el programa de la tele «Desafío bajo cero​», en el que camioneros conducen por carreteras extremas. Pues, parte de este programa fue grabado en Alaska, en la Dalton Highway, un camino de tierra de 800 km (unidireccional) que conduce a Prudhoe Bay en el extremo norte, en la parte del Océano Ártico. Esta carretera, por la que pasan unos 250 camiones al día no es sencilla y más vale la pena si llevas dos ruedas de repuesto, pero definitivamente vale la pena. Los paisajes cambian a medida que avanzas hacia el norte: bosque, montaña, tundra, hay para todos los gustos. Esta carretera, construida en solo unos meses para la instalación de un oleoducto, te llevará literalmente al fin del mundo.

Dalton Highway carretera extremo

Para ir hasta el Círculo Polar Ártico

Coger la Dalton Highway también significa ir hasta el Círculo Polar Ártico, una línea invisible, sinónimo de aventura y descubrimiento para muchos. Sabrás que has llegado por su letrero de madera.

Uno de los motivos por los que viajar a Alaska es llegar al Círculo Polar

Por su vida salvaje

Alaska es un desierto enorme y las posibilidades de encontrarte animales son muy altas. No es raro ver varios osos y osos pardos al día o ver caribúes o alces pastando al lado de la carretera. Incluso, algunos animales solo se puede ver casi exclusivamente en este rincón del planeta, como los bueyes almizcleros, que solo se pueden encontrar en Alaska, Yukón (Canadá), Noruega y Rusia. Son unos animales un tanto extraños que vienen directamente de la prehistoria.

Para vivir la experiencia del sol de medianoche en verano

Otra de las razones por las que viajar a Alaska es para vivir la experiencia de tener sol 24h al día es increíble. El sol gira 360 ° a tu alrededor sin siquiera ponerse detrás del horizonte, podrás usar gafas de sol a las 2 a.m.… Ese tipo de cosas que solo es posible en unos pocos lugares del mundo, incluida Alaska. Los primeros días son bastante confusos, el cuerpo nunca parece cansado, no sabes qué hora es, el reloj interno está totalmente aturdido, pero ¡es una experiencia para vivirla al menos una vez en la vida!

El sol de medianoche en verano es uno de los motivos por los que visitar Alaska

Para explorar los fiordos

El sur de Alaska está lleno de maravillas. Los numerosos fiordos de la península de Kenai son una de las visitas obligadas del estado. El Parque Nacional solo se puede visitar en lancha o avioneta. La fauna marina es increíble: ballenas, orcas, delfines, nutrias, leones marinos… ¡Un auténtico safari marino! Y cómo no dejarse cautivar por los inmensos glaciares que desembocan en el océano. Ver desprenderse un trozo de hielo trae una sensación extraña, entre lo espectacular y lo aterrador.

Para maravillarte con sus glaciares

Alaska tiene muchos glaciares. Hay de todos los tipos. Algunos están en la montaña, otros desembocan en los fiordos. Hay muchas rutas que te permiten acercarte y, en ocasiones, incluso caminar sobre ellos o explorar sus cuevas de hielo (para estas dos últimas opciones es preferible contar con un guía). Te hace sentir muy pequeño cuando estás frente a estos gigantes que pueden recorrer varias decenas de kilómetros. ¡Un fascinante mundo de hielo!

Para revivir los días de la fiebre del oro

Si siempre has soñado con encontrar oro, ¡Alaska es the place to be! Con su vecino canadiense, Yukon, este es uno de los mejores lugares para hacerse rico en oro. Bueno, siendo honestos, no vas a encontrar gran cosa, pero es una gran oportunidad para saber más la historia de la fiebre del oro, descubrir ciudades como Skagway y vivir la curiosa experiencia de buscar oro.

Experiencia de la fiebre del oro en Alaska

Para ver de cerca la tradicional pesca del salmón

La temporada del salmón es muy tradicional de Alaska, los pescadores acuden en bandadas de todo el mundo para pescar, a menudo junto con los osos pardos hambrientos, las diferentes especies de salmón que nadan en los ríos de la zona cada año. Es todo un espectáculo ver a todos estos peces regresar al lugar en el que nacieron para aparearse. A nosotros nos surge siempre la misma pregunta: ¿Cómo logran encontrar el lugar en el que nacieron?

Alaska es también uno de los mejores lugares donde ver auroras boreales.

Para crear recuerdos inolvidables

Las razones por las que viajar a Alaska son muchas. Sin duda, explorar, como también se le conoce, The Last Frontier, te dará momentos únicos y recuerdos inolvidables, paisajes que quitan el aliento y increíbles descubrimientos. Te lo aseguramos, Alaska no te dejará indiferente y seguro que querrás volver para continuar tu aventura.

razones para viajar a Alaska

Artículo original traducido

5/5 - (1 voto)

0 comentario

dejar un comentario