1. Principal
  2. Gran Viaje
  3. Inspiración Gran Viaje
El blog de viajes by Chapka

5 cosas geniales que hacer en Magnetic Island

Kike del blog Mono Viajero

Magnetic Island es un lugar indispensable si tienes en mente visitar Australia. Animales en su hábitat natural, playas paradisíacas y una energía… ¡Digna del nombre que tiene la isla! Aquí van 5 cosas geniales que hacer en Magnetic Island en un día (o en más, si los tienes) con las que, te aseguro, acabarás totalmente ¡enamorad@!

Imágenes y texto por Kike de Mono Viajero

1. Ver koalas en su hábitat natural

Sí, se pueden ver koalas en Magnetic Island. ¡Y todos los que quieras!

Eso sí, para ello tendrás que tener mucha suerte o, como hicimos nosotros, aventurarte a buscarlos hasta donde te den las piernas.

La zona por excelencia es a lo largo del trekking hacia The Forts; ahí viven una gran cantidad de koalas y es bastante “fácil” ver alguno subido en la rama de un árbol. Hasta aquí llega la mayoría de gente, pero… ¿qué pasa si eres un inconformista de manual, como yo o el resto de mi familia? Pues que quieres más. Y… ¡vaya si vimos más!

Súper truco para verlos con total seguridad: en la zona más llana de la ruta, un poco antes de llegar a la colina por la que se sube al fuerte, adéntrate unos metros hacia el bosque (da igual hacia qué lado, si tienes tiempo, prueba con los dos). Te bastará con abrir los ojos; apenas caminamos 40 metros (un poco acojonados, porque a saber qué bicho puede aparecerte ahí y no hay que dejar de ser precavido) cuando vimos al primer koala agarrado a una rama a la altura de nuestros ojos. ¡Qué jodida maravilla! En cuanto lo vi agarré a mi padre como un niño de cuatro años que acaba de ver a un personaje de Disney…jaja.

Sin embargo, eso solo fue el principio. Tras pasar un buen rato flipando por tener a un bicho tan increíble tan cerca, mi padre suponía que “no íbamos a ver nada mejor”. Pero propuse dar otra vuelta por el lado opuesto del camino, por si las moscas; ¡y menudas moscas! Vimos tres koalas más en árboles prácticamente juntos, y uno de ellos con un bebé de apenas 20 centímetros… ¡Eso sí que ya era insuperable!

koala magnetic island

2. Enamorarte de los pequeños wallabies

Aunque los koalas son una monada, ¡tampoco vamos a quitarle protagonismo a estos pequeñajos! Los koalas molan, ¡pero los wallabies también! Estos son más fáciles de ver a lo largo de la Costa Este de Australia, pero quizá no tan tan cerca como en Magnetic Island.

El punto exacto para disfrutar de estos mini canguros tan adorables es Geoffrey Bay, justo en la parte más al este; en donde hay un camino de rocas en las que casi siempre están los wallabies.

No se recomienda alimentarles (no es bueno para ellos), pero tampoco está prohibido. Unas señales lo explican y también avisan de que, si decides darles de comer, lo hagas con los alimentos correctos (hasta ponen una lista de las cosas que sí y que no deben darse).

wallaby magnetic island

3. Hacer todos los trekkings que puedas

Si por algo es famosa Magnetic Island es por la cantidad de caminos para recorrer que hay a lo largo y ancho de la isla. Unos 25Km de senderos suben y bajan, van de playa en playa y abarcan varias especies de animales que buscar en ellos!

Nosotros no hicimos todos los que nos hubiesen gustado, pero creo que fue suficiente para un día. Sea como sea, los tres indispensables que te recomiendo hacer sí o sí son estos:

  • Trekking hasta The Forts.
  • Trekking de Horseshoe hasta Radical Bay (con posibilidad de alargarlo hasta Arthur Bay).
  • Trekking hasta Hawkings Point Lookout.

Buscando los nombres en Google Maps te aparecerán y son fáciles de ubicar, aunque para trekkings la mejor aplicación sin lugar a dudas es maps.me, en donde puedes ver distancias exactas, desniveles y tiempos.

magnetic island

4. Darte un bañito en alguna de las playas habilitadas

Antes de nada, si tu viaje es entre noviembre y mayo, olvídate del bañito; entre esos meses son época de medusas y no te recomiendo el baño ni siquiera en las playas habilitadas para ello!

Si, como nosotros, viajas entre junio y octubre, puedes permitirte date un bañito (a más corto, menos riesgo) en alguna de las tres playas habilitadas para ello dentro de la isla y siempre entre las banderas de baño.

Suena un poco estricto, pero no es ninguna broma: en la zona norte de la Costa Este de Australia un bañito en la playa puede costarte la vida.

Las mejores playas de la isla (siempre desde mi punto de vista, claro) son Alma Bay, Picnic Bay y la salvaje Arthur Bay.

5. Bucear, hacer snorkel y/o deportes acuáticos

Si tienes más tiempo en la isla, un planazo puede ser bucear o hacer snorkel en una de sus bahías (hay bastantes empresas que ofrecen tours de día para ello) o, si no eres muy de observar vida marina, también puedes practicar algún deporte acuático.

Conducir una moto de agua, dar un paseo en barco o alquilar un kayak y perderte por sus costas no suena del todo mal, ¿no?

A lo largo de la playa de Horseshoe Bay podrás encontrar un montón de puestos con todas las opciones; kayaks, motos de agua y un montón de actividades más…

No te pierdas esta maravilla de isla en plena Costa Este de Australia si estás planeando tu viaje a esta parte de Oceanía, ¡no te arrepentirás!

0 comentario

dejar un comentario