1. Principal
  2. Gran Viaje
  3. Ideas y consejos
El blog de viajes by Chapka

Autostop en Japón: ¡todo lo que necesitas saber!

Kike del blog Mono Viajero

¿Es Japón tan carísimo como lo venden? ¿Se puede recorrer el país con un presupuesto mochilero? En este artículo te cuento los mejores consejos para que recortes hasta en un 100% el presupuesto de transporte para tu viaje al país del Sol Naciente haciendo dedo!

Tras muchas experiencias haciendo autostop en Sudamérica, Taiwán o Corea, me lancé a recorrer a dedo este país tan atractivo y especial (y también caro, no vamos a negarlo).

¿Preparado para la aventura? ¡Vamos a ello! Pero antes, ahí van 5 buenos motivos por los que hacer autostop en Japón, por si aún tienes alguna duda rondándote la cabeza…

Imágenes y texto por Kike de Mono Viajero.

chico haciendo autostop japón monoviajero

5 motivos por los que hacer autostop en Japón

1. Conocerás a los japoneses más de cerca

Haciendo autostop por Japón conocimos gente de todo tipo y de todas las edades, aprendimos palabras y curiosidades sobre su cultura y hasta probamos comida que nunca hubiésemos probado por nuestra cuenta.

Los japoneses son una sociedad realmente generosa y, si haces autostop, te darás cuenta de ello y lo vivirás en primera persona. ¡Más abajo te cuento hasta dónde puede llegar la empatía de los nipones y lo bien y mal que puedes llegar a sentirte por ello!

2. Ahorrarás (mucho) dinero

Seguramente sepas que la principal opción para recorrer Japón es comprar el billete de trenes “ilimitados” llamado JR Pass. Fue lo que en un principio nos planteamos hacer, pero tras muuucha experiencia haciendo dedo por todo Sudamérica y países en Asia como Taiwán o Corea, ¡no podía irme sin probarlo en Japón!

Para que te hagas a la idea, el JR Pass para las 3 semanas que estuvimos viajando por Japón nos hubiese costado más de 450€ (sólo el JR Pass y lo que incluye, que no es todo). Y si hubiésemos hecho los trayectos con transportes públicos sueltos, ¡la cifra ascendería a la friolera de más de 800€!

3. Descubrirás lugares geniales poco turísticos

En el 99% de los casos, la persona o personas que recogen a autoestopistas en Japón suelen ser parejas mayores con un buen puñado de viajes a las espaldas o parejas jóvenes con una mente abierta, por lo que también serán buenos conocedores del país en general.

Eso se traduce en muy buenas recomendaciones, lugares poco turísticos que añadir en tu ruta, restaurantes locales en donde ponerte hasta arriba de sushi y mucho más!

No seas tímido, ¡pregunta y lánzate a descubrir el Japón más auténtico!

4. Avanzarás más rápido en tu ruta

Vale, desde luego que no siempre es así, pero siempre hay trayectos que, si tienes suerte y consigues que alguien te recoja rápido, los harás en menos tiempo que si utilizases el transporte público. En nuestro caso fue así en nuestros trayectos entre Kamakura y la improvisada Matsumoto y también en la zona de Takayama y Shirakawago; ¡tardamos menos haciendo dedo que si hubiésemos ido en autobús o tren!

5. Alucinarás con la generosidad de los japoneses

¿A quién no le gusta que le inviten a comer? ¡Desde luego que a mí sí! Pero eh, tampoco hay que pasarse. Cuando alguien te hace el favorazo de llevarte cuando haces autostop, suelo ser yo quien tiene un pequeño detalle con esa/s persona/s.

chico haciendo autostop japón monoviajero

Trucos y consejos para hacer autostop en Japón

Seas un novato o todo un experto haciendo dedo por el mundo, aquí van una serie de trucos y consejos bastante claves para que tus días de autostop en Japón sean un éxito:

Intenta moverte entre áreas de servicio

Si algo es difícil en el mundo, además de la paz mundial, es salir de una ciudad japonesa haciendo dedo, por no decir imposible.

Créeme, es muy complicado salir de un centro urbano si no tienes una estrategia. En Japón descubrimos que la opción más rápida, fácil y cómoda son las áreas de servicio. A los japoneses les encanta parar cada pocos kilómetros a descansar y picar algo, y las autopistas (muchas de las cuales atraviesan ciudades) están llenas de gigantescas áreas de servicio.

Nuestro tiempo medio de espera en estas enormes áreas nunca fue más de media hora, por lo que buscar “service area” en Google Maps hará de tu autostop en Japón algo muuucho más llevadero! 😉

chicos osccidentales haciendo autostop japón monoviajero

Cartelito mejor que pulgar

Si algo tengo claro después de hacer autostop en Japón es que el dedito para arriba, aquí, no funciona. Si bien en Sudamérica recorrí más de 5.000 km a dedo única y exclusivamente levantando el pulgar, en el país nipón las cosas funcionan de otra manera. Aquí un pulgar arriba en medio de una carretera es más bien un “que tengas un buen día” que un “estoy haciendo autostop”.

Por tanto, te recomiendo que siempre que salgas a la carretera lo hagas con un cartel bien grande y con tu destino escrito en japonés.

Si la cosa tiene mala pinta, prueba “la intrusiva”…

Básicamente se trata de situarse en un área de servicio, gasolinera o similar y, con mucho tacto y educación, explicar a alguien que estás viajando por el país haciendo dedo y preguntarle si te haría el favor de acercarte a tu siguiente destino si le pilla de camino.

Sonríe y “aparenta ser simpático”

No voy a decir que no seamos buena gente, pero al ser dos hombres, la cosa es algo más complicada. Por ello, lo principal es parecer simpático (más de lo que de por sí seas) y lo más inofensivo posible. Así que… ¡pon cara de buenazo, sonríe y no hagas movimientos bruscos ni gestos raros! Jaja

Agradece siempre y cuanto más, ¡mejor!

Al fin y al cabo, la gente que te lleve está ahorrándote dinero, regalándote una experiencia y haciéndote un favor, por lo que, ante todo… ¡sé educado y da las gracias tantas veces como puedas! ¡Repartir amor y agradecimiento es gratis y sienta genial a ambas partes!

chicos occidentales haciendo autostop japón monoviajero

Entonces… ¿Es difícil hacer autostop en Japón?

Hacer autostop siempre es muy fácil y muy difícil al mismo tiempo, ¡todo depende de tu actitud y de la suerte que tengas! En el caso de Japón es evidente que, como el resto de países de Asia en general, no es precisamente fácil que digamos y la sociedad japonesa no está, ni de lejos, acostumbrada a ver autoestopistas por sus carreteras.

Mundialmente hablando, sin ninguna duda Sudamérica tiene la medalla de oro para viajar a dedo, pero los países asiáticos tampoco son tan complicados como la gente cree (¡o al menos eso me dice la experiencia!).

Mi consejo después de haber recorrido desde Tokio hasta Fukuoka es que es fácil, viable y toda una experiencia que te hará ver Japón con otros ojos. ¡Lo repetiría sin duda!

pareja oriental con chicos occidentales

0 comentario

dejar un comentario