1. Principal
  2. Gran Viaje
  3. Inspiración Gran Viaje
El blog de viajes by Chapka

“Ecuador cambió mi manera de viajar, me quitó muchos miedos y me hizo disfrutar de cosas sencillas”

Hay viajes que marcan un antes y un después, que cambian tu forma de ver la vida y de vivir tus próximas aventuras. Judith viajó en 2014 a Quito y el flechazo fue directo. Hablamos con la persona que se encuentra detrás del blog Travelling Dijuca sobre su viaje a Ecuador.

¿Qué es “Travelling Dijuca”? ¿Por qué ese título?

Travelling Dijuca es un blog de viajes y tecnología desde 2009.  Dijuca era un nick que ya usaba en internet y que salió a partir de un alfabeto que sustituye unas letras por otras, por ejemplo, la d por la j y la i por u. Con eso y un poco de imaginación acabó saliendo Dijuca a partir de mi nombre, porque las otras letras no tenían una combinación que resultara demasiado bien.  El travelling fue para el blog, porque fue lo que se me ocurrió en ese momento.

Travelling Dijuca en su viaje a Ecuador

¿Cuándo y por qué decidiste lanzarte a escribir un blog?

El blog lo empecé a escribir en diciembre de 2009. Ese año yo había terminado la carrera de turismo y mi trabajo de media jornada me dejaba tiempo libre. Así que me apunté a un curso de marketing online que resultó ser un curso de blogs y redes sociales. Y como parte de las actividades había que abrir un blog. La temática era lo de menos, pero yo ya llevaba tiempo viajando y era de lo que más o menos sabía y decidí escribir sobre eso.  Sin saber lo que era apenas un blog, ni mucho menos un blog de viajes. Fui a prendiendo y conociendo a otros bloggers de viajes y ahí sigo casi 9 años después.

De tus 13 días de viaje en Ecuador, ¿cuál es tu recuerdo más preciado? ¿Y el momento más duro?

Hubo muy buenos momentos en ese viaje, aunque lo que más recuerdo es cómo me sorprendieron las casas de colores en las montañas que rodean Quito, fue lo primero que pude ver casi del país.  Ahora vivo en una zona en la que hay algo parecido, casas en montañas, y cada vez que las miro, me acuerdo del viaje. Aunque siempre he sido más de paisajes con mar, ese paisaje me encantó y es lo que primero que me viene a la cabeza cuando pienso en Ecuador y en ese viaje.  También me sorprendieron lugares como Mitad del Mundo dónde está la línea del Ecuador, la Laguna del Quilotoa, el centro histórico de Quito, etc.

El momento más duro fue a la vuelta, las 4 horas que estuve dentro del avión esperando que despegáramos de Guayaquil para Madrid. Por lo visto el avión tenía una avería que la compañía no supo explicar demasiado bien. Y la tripulación tampoco supo estar a la altura. Nos dieron un vaso de agua y nos hicieron estar dentro del avión.  Afortunadamente es lo más grave que me ha pasado, pero realmente es duro estar tantas horas ahí metida sin saber claramente que está pasando.  Pude llegar a mi siguiente vuelo porque tenía una escala de 7 horas en Madrid y me dio tiempo de cambiar de terminal y llegar a tiempo a mi vuelo.  Meses después descubrí que podía denunciar a la aerolínea por eso, lo hice y tiempo después recibí una indemnización.

Laguna de Quilotoa en Ecuador

¿Cuáles son los sitios imprescindibles que ver en Ecuador?

Para mí, el primer imprescindible, es la capital Quito. No en vano su centro histórico es patrimonio de la humanidad desde 1978.  De su centro histórico, las iglesias de la calle llamada de las Siete Cruces, con la Catedral, la iglesia de la Compañía y la de San Francisco entre otras. También en el centro hay buenos museos, sin tener relación con patrimonio religiosos necesariamente, como el Museo Ciudad, sobre la historia. Más alejado del centro, los parques de la Carolina, el Ejido  y la conocida Ciudad Mitad del Mundo, dónde se puede ver la línea del Ecuador.

Fuera de Quito, el entorno natural de la avenida de los Volcanes, que incluye la Laguna del Quilotoa y el Chimborazo que es también la montaña más alta del país.  Hay rutas y excursiones organizadas para hacer senderismo y trekking.

También hay rutas de trenes turísticos, por ejemplo, una de los volcanes que no estaba activa cuando visité el país. La que sí pude hacer y que puedo recomendar es la del Tren de la Nariz del Diablo en Alausí, que es una ruta para hacer fotografías.

A mí, en dos semanas, no me dio tiempo a ver mucho más que Quito, la laguna del Quilotoa y el tren de la Nariz del Diablo. El país parece pequeño, pero tiene mucho que ver y en dos semanas no tienes para mucho. Para añadir las Galápagos en ese tiempo, hay que quitar cosas de Quito y es una pena.

Háblanos sobre la preparación del viaje y tu presupuesto.

En realidad, no tenía en mente viajar a Ecuador cuando un año antes empecé a preparar el viaje. De hecho, compré un vuelo de ida para Perú con la intención de hacer Perú y Chile. Entre tanto, me salió una oportunidad de trabajo que no cuajó, pero que me hizo retrasar el viaje. Y también coincidió que una amiga ecuatoriana se fue una temporada a su país. Así que, para no perder el dinero del vuelo, cambié la fecha del billete que tenía. Y compré los vuelos que me faltaban de Lima a Quito y el regreso a España.

Lo que más dinero se llevó del presupuesto fueron los vuelos porque tuve que aprovechar lo que tenía.  Pero dentro del país el transporte terrestre es barato, los alojamientos sencillos también y para la comida hay opciones casi regaladas. También hay que tener en cuenta que la moneda de Ecuador es el dólar americano y el cambio es el mismo que en EEUU, por lo que puede influir en el presupuesto. Según el tipo de cambio se tiene más o menos dinero para gastar.

Quito es Ecuador, reza una conocida canción. Háblanos de tu experiencia en la ciudad y de la Semana Santa allí.

Quito como ciudad me gustó mucho porque tiene mucho que visitar empezando por su centro histórico, los modernos centros comerciales y las grandes zonas verdes.  Incluso el antiguo aeropuerto se ha convertido en un enorme parque, llamado Parque del Bicentenario. En el centro histórico destacan mucho sus iglesias y verlas en Semana Santa es espectacular. La mayoría estaban abiertas todo el día y se podían visitar de forma gratuita. Son iglesias muy adornadas por la época en que se construyeron. Durante la Semana Santa se celebra una ceremonia que casi sólo se celebra allí, el llamado Arrastre de Caudas. Se celebra el miércoles santo en la Catedral Metropolitana y es una ceremonia fúnebre de la época del imperio romano.  También, a nivel de gastronomía, se elabora un plato muy especial llamado Fanesca, con legumbres, verduras y algo de pescado entre otros ingredientes.

Parqueadero en Quito, Ecuador

La Laguna del Quilotoa es otro de los lugares más conocidos del país. ¿Cómo recomiendas visitarla y qué tal fue tu experiencia allí?

Estuve en la Laguna del Quilotoa con una amiga y su primo que era guía. Llegamos en coche, hicimos la caminata desde el mirador de arriba hasta la laguna y después subimos de regreso. El trayecto se puede hacer en mula o a pie, nosotros lo hicimos caminado y personalmente me costó menos la subida que la bajada. Al menos yo voy más segura por un camino de subida que de bajada. Después comimos un menú sencillo en un hostal que había en la carretera.

Para visitarla se puede hacer por libre, llegando incluso en transporte público desde un pueblo cercano, y quedarse unos días para hacer más senderismo por la zona. Aunque también hay agencias locales que ofrecen excursiones solo al Quilotoa con almuerzo y transporte o lo incluyen en un trekking por la avenida de los volcanes.

La comida ecuatoriana cada vez está más de moda. ¿Qué te pareció a ti? ¿Cuál fue tu plato y bebidas favoritas?

A mí me pareció una comida sana y sencilla con algunos platos interesantes, sobre todo la de la zona de la sierra que pude probar más.  Se podían conseguir menús a mediodía por 2 dólares que consistían en un plato de sopa, otro de carne de pollo o cerdo con ensalada o patatas y un vaso de zumo.

A parte de la fanesca, me pareció un plato muy interesante el Chaulafan, que es similar al arroz chino 3 delicias. También dulces como el Quimbolito, hecho de mantequilla, huevo y pasas entre otros ingredientes, que va envuelto en hojas de una planta llamada achira.  De bebida, al ser Ecuador un país productor de chocolate, hay que probar el chocolate caliente. También una bebida original llamada Colada morada, elaborada con harina de maíz morado o negro, con hierbas y frutas, entre otros ingredientes.

Fanesca, plato tradicional de ecuador

Respecto al transporte en Ecuador. ¿Es fácil moverse por el país?

Ecuador tiene una buena red de autobuses interurbanos, las carreteras principales ya en 2014 estaban bastante bien, aunque había algunas secundarias que no tanto. Te puedes mover en autobús o en avión, aunque es mucho más caro. Existen trenes, pero son todos para excursiones turísticas.

En el caso de Quito, estaban por construir una línea de metro, pero tenían autobuses que comunican el centro con diferentes barrios. También había estaciones de un sistema de transporte que no existe en muchas otras ciudades actualmente, el trolebús. Es un autobús tranvía y el billete sencillo cuesta 25 centavos, por lo que es un transporte muy popular y va muy lleno. Al principio subirse puede parecer un deporte de riesgo, pero es cuestión de acostumbrarse y tomar las mismas precauciones con nuestras cosas como lo haríamos en el metro de una gran ciudad en hora punta.

En mi caso me moví en transporte público porque no conduzco y no fue para mi ningún problema.

Para finalizar, cuéntanos cuál fue tu mayor sorpresa en Ecuador y por qué te marcó tanto este viaje que ¡hasta decidiste hacer un trivial viajero sobre él!

Ecuador fue mi primer viaje fuera de Europa y al principio estaba muy asustada porque pensaba que tendría menos libertad para moverme como podría hacerlo por Londres o Berlín.  No obstante, al cabo de pocos días, me vi capaz de subirme en el trolebús y de viajar sola a lugares como Alausí, para el tren del diablo, o el mercado de Otavalo. La gente está para ayudar cuando lo pides, si no te dejan bastante tranquila, aunque en el trole te advierten que vayas con cuidado de que no te roben.  También me sorprendió mucho que había centros comerciales y salas de cine muy modernas. Ver una película te podía salir por 4 dólares y podías verla incluso en versión original subtitulada, cuando en España costaba casi el doble.

La idea del trivial vino de que me gusta mucho jugar al trivial y por entonces jugaba mucho a un videojuego llamado Backpacker. En el juego vas visitando ciudades y haciendo actividades en ellas, contestando preguntas como tarea o para obtener diplomas por trabajos.  Quito no era una ciudad que tuvieran y como estaba preparando una newsletter con las entradas del blog y quería dar contenido extra para los subscriptores, se me ocurrió preparar preguntas para conseguir diplomas y completar las tareas del pasaporte de la ciudad.  Hacía tiempo que no publicaba nada de Quito, así que por eso me decidí a hacerlo de la ciudad. Al mes siguiente preparé una pequeña aventura por el Berlín de los 90, con fotos de buscar objetos en inglés que es otro de los juegos a los que me gusta jugar.

Ecuador cambió mi manera de viajar, me quitó muchos miedos que tenía y me hizo disfrutar de cosas sencillas y muy diferentes a las que se pueden experimentar en una escapada a una capital europea.  Aunque hay experiencias como visitas a museos, pasear por parques y hacer compras en centros comerciales que puedes hacer igual y por menos dinero según el cambio del dólar que encuentres.

Puntúa este artículo

3 comentarios

dejar un comentario