1. Principal
  2. Estudios en el extranjero
  3. Especial Au Pair
El blog de viajes by Chapka

El programa au pair en Bélgica de la mano de Mónica

Al finalizar la carrera de filología, Mónica se propuso viajar a un país francófono para mejorar el idioma y adentrarse en la cultura. Al final se decantó por vivir la experiencia au pair en Bélgica, ¡nos lo cuenta!

Para las personas que se lo estén planteando, ¿podría describirnos con tus palabras en qué consiste ser au pair?

Irse de Au pair es cuidar a los hijos de una familia en otro país a cambio de alojamiento, comida y una paga semanal. Para la familia es muy positivo porque tienen a una persona con mucha más disponibilidad e implicación que una niñera y para la au pair es positivo porque le permite una inmersión total en la cultura y el idioma del país.

¿Cómo encontraste a tu familia de acogida?

A través de la página Aupairworld. Es muy fácil: te creas un perfil, que es un poco tu currículum au pair, y puedes empezar a contactar a las familias. Las familias también tienen un perfil en el que incluyen una descripción de sus hijos, de las tareas, etc.

Cuando a ambas partes les gusta el perfil, se suele hablar por videoconferencia. En mi caso fue así y tuve la oportunidad de conocer a las niñas, ¡hubo feeling directamente!

¿Puedes describirnos a tu familia de acogida y tu día a día con ellos?

Mi familia la formaban dos niñas de 6 y 9 años, Eva y Rose, con papá belga y madre española.

Vivían en una casa preciosa a las afueras de Bruselas y yo tuve la suerte de vivir en un estudio justo en el mismo edificio pero que no comunicaba directamente con la casa, lo que me otorgaba espacio e intimidad.

Mi jornada empezaba todos los días a las 11:30 de la mañana, iba a buscar a las niñas al cole (cinco minutos andando desde casa) les preparaba el almuerzo y a las 13:30 las volvía a llevar. Luego las recogía a las 16:30, las ayudaba a hacer los deberes cuando tenían y jugábamos hasta las 19:30 que llegaba la madre.

Un día a la semana las acompaña a sus actividades extraescolares y en alguna ocasión, cuando los padres tenían mucho trabajo, me quedaba con ellas para la cena también.

Exceptuando estas ocasiones puntuales, mis horarios se respetaban y cuando me quedaba hasta más tarde me lo pagaban aparte. Nunca me tocó trabajar fines de semana.

En cambio, durante las vacaciones escolares, a veces la familia se iba de vacaciones y a veces los padres no tenían vacaciones, por lo que yo estaba a tiempo completo.

¿Cómo pasabas el tiempo con las niñas?

En primavera y cuando se acercaba el verano era bastante agradable porque salíamos casi siempre al parque o a dar un paseo y al final acababas conociendo a otras au pair o niñeras, Eva y Rose jugaban con varias amigas y las jornadas pasaban volando para todos.

Cuando no hacía buen tiempo la verdad es que realizábamos todo tipo de actividades en la casa: juegos de mímica, puzles, dibujos, lectura…Tuve la suerte de que a las niñas les gustaba realizar todo tipo de actividades así que no nos aburríamos.

Tuviste entonces la oportunidad de conocer a otras au pairs. ¿Teníais experiencias y condiciones parecidas?

Sí, la verdad es que tuve suerte porque algunas amigas se fueron de au pair al mismo tiempo que yo y, además, sobre todo al principio cuando no conocía a mucha gente, me serví de los grupos Facebook de au pairs para quedar con otras personas y descubrir la ciudad.

La verdad es que la situación de cada au pair es distinta. Algunas tenían bastantes tareas que hacer (incluso plancha o limpieza) y otras única y exclusivamente ocuparse de los niños. Coincidía siempre que las que más a gusto se sentían eras las que tenía fundamentalmente tareas solo con los niños. La verdad es que no sé hasta qué punto una familia puede acoger a una au pair y obligarla a hacer tantas tareas domésticas, esto diría que es el riesgo de este programa, caer en una familia así. De hecho conocí a alguna au pair que tuvo que cambiarse de familia porque le obligaban a trabajar hasta sábado y domingos.

¿Algún momento que recuerdes con cariño?

¡Muchos! Pero uno que recuerdo en especial fue por mi cumpleaños, la familia me hizo un regalo pero lo que me emocionó de verdad que las niñas me prepararon una fiesta sorpresa y me dibujaron un retrato, ¡por momentos así merece vale la pena la experiencia!

Precisamente haciendo balance de esta experiencia, ¿cuáles son los pros y los contras de irse de au pair?

Pros: el tiempo libre, el no tener que preocuparte de alojamiento, facturas, etc y también es ideal para empezar a conocer otro país y luego si te gusta dar el paso y quedarte. También al ser tu flexible con la familia, ellos generalmente lo son contigo. Si quieres pasar un finde largo en algún sitio, si tu familia ha venido a visitarte…en mi caso al menos siempre intentaban arreglárselas para que yo pudiera tener más tiempo libre.

Contras: la falta de intimidad si vives con la familia (que es la mayoría de los casos), los cambios de horario de última hora, que en mi caso no fueron frecuentes pero alguna vez que una de las niñas estaba enferma, por ejemplo te toca quedarte en casa todo el día con ella.

También durante el día a día echas de menos la interacción con otros adultos, por eso es muy importante aprovechar el tiempo libre para salir y conocer gente.

¿A quién le recomendarías la experiencia y a quién no? ¿Qué consejo le darías a quién opte por irse de au pair?

Yo creo que es muy importante primero plantearse el por qué uno se quiere ir de au pair. Desde mi experiencia, yo lo recomendaría si te gustan mucho los niños, si tienes muchas ganas de conocer un país y si necesitas verdaderamente mejorar el idioma. A una persona que ya tenga buen nivel en el idioma y conozca el lugar, le aconsejaría probar directamente suerte con un trabajo en su ámbito.

Como consejo, ser paciente y proactivo en la búsqueda de la familia, preguntarles todas las dudas para que no se quede nada en el tintero, aprovechar el tiempo libre al máximo y quedarse encerrada en la casa lo menos posible. Y también que si alguien no tiene suerte con la familia y no se siente bien, que no dude en buscar a otra familia de acogida, que cuando hay feeling y se respeta a la au pair esta experiencia es muy positiva y merece la pena.

¡Gracias Mónica por compartir tu experencia! Para saber más sobre el programa au pair no te pierdas nuestra guía.

El programa au pair en Bélgica de la mano de Mónica
Puntúa este artículo

0 comentario

dejar un comentario