1. Principal
  2. Viaje A Europa
  3. información útil
El blog de viajes by Chapka

El fin del roaming en Europa, ¿cómo funciona y qué países incluye?

Seguro que ya has oído hablar del fin del roaming en Europa. Sin embargo, el tema de las comunicaciones siempre es un poco lioso y quizás todavía tengas dudas sobre qué incluye y qué no o en qué países lo puedes utilizar. Este artículo te ayudará a entender qué significa el fin del roaming en algunos países de Europa.

¿Qué es el roaming?

Roaming viene —cómo no— del inglés y quiere decir «itinerancia». Este concepto es utilizado en el mundo de las telecomunicaciones para referirse a la posibilidad de conectarse a una cobertura de red distinta a la tuya (y fuera del territorio nacional). Así, para que tu móvil funcionara en el resto de los países de Europa, tenías que tener el roaming activado. De lo contrario, tu teléfono no podía conectarse a otra red que no fuera la de tu operador, dejando así tu móvil inoperativo.

roaming Free Euro Zone. movil con un texto del fin de la zona de roaming en europa

El roaming en la Unión Europea

En junio de 2017 llegó el «Roam like at home» (Itinerancia como en casa). Esta iniciativa de la Comisión Europea te permite utilizar el móvil al viajar por Europa sin pagar esos recargos adicionales por cambiar de red. En otras palabras, cuando te encuentres en otro país de la Unión Europea, pagarás exactamente el mismo precio que en España, sin tener que activar nada. ¡Como si no hubieras cambiado de país! Y lo que es aún mejor, podrás llamar a números, tanto fijos como móviles, de ese país o de otros de la Unión Europea al mismo precio que lo harías en España.

¿En qué países de Europa ya no hay roaming?

Es tipo de roaming no está disponible en todos los países de Europa. Puedes encontrarlo en los 28 países de la UE: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, República Checa, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumanía y Suecia y en los países del Espacio Económico Europeo: Islandia, Liechtenstein y Noruega. (Por el momento, el Reino Unido está incluido, siempre y cuando no se decida lo contrario tras el Brexit).

Por lo tanto, NO podrás utilizar tu teléfono sin coste adicional en los siguientes países: Albania, Andorra, Bielorrusia, Bosnia-Herzegovina, Ciudad del Vaticano, Georgia, Macedonia del Norte, Moldavia, Mónaco, Montenegro, San Marino, Serbia, Suiza ni Ucrania.

Por ejemplo

  • Recibir llamadas: José se ha ido a pasar unos días a Atenas. Allí recibe una llamada de su primo de Barcelona. José puede descolgar tranquilamente, ya que ni a él ni a su primo se le facturará un suplemento.
  • Emitir llamadas: María vive en Málaga y acaba de aterrizar en Bruselas. María puede llamar a su familia en Málaga desde Bruselas sin coste alguno, ya que tiene llamadas ilimitadas en España. Además, María puede llamar para reservar una mesa en un restaurante belga como si estuviera llamando a un número español.
  • Llamar a otros países: Después de Bélgica, María va a pasar unos días a Ámsterdam y desde Bélgica quiere llamar al chico de su Airbnb para confirmar que todo está bien. María puede, sin coste extra, llamar a un número móvil holandés con su número español.
  • Utilizar datos: Antonio está de vacaciones en Lisboa y no sabe donde comer. Gracias a la «itinerancia como en casa», puede buscar un restaurante en Internet de su teléfono móvil sin ningún coste.

Los límites del roaming

En teoría, con la supresión del roaming, puedes utilizar el móvil como en casa, eso sí, sin abusar. No hay restricciones de volumen para las llamadas de voz y los mensajes, pero sí puede que tengas límites de utilización de datos. Además, recuerda que el roaming sin recargos está pensado para las personas que viajan ocasionalmente. Si tienes pensado pasar una larga temporada en el extranjero, debes contratar una tarifa local.

Tarjeta de prepago

Si tienes una tarjeta de prepago, se complica la cosa. Primero, tendrás que activar el roaming mediante una llamada telefónica a tu operadora. En este caso, además, tu operadora podría aplicar límites también en las llamadas. Para los datos, si los pagas por unidad y el precio es inferior a 4,50 euros/GB, tu operador no podría aplicarte un límite. Este límite debe ser inferior al volumen obtenido dividiendo entre 4,5 euros el crédito restante en tu tarjeta de pago.

Por ejemplo

Sara vive en Alicante y está en París visitando a unas amigas. Su tarjeta es de prepago con una tarifa de 20€ con llamadas, SMS y datos. Al llegar a Francia, le quedan 17€ de saldo. Lo que quiere decir que, en caso de que su compañía le aplique límite de datos, como mínimo podrá usar 3,7 GB de datos sin suplemento (17 euros/4,50 euros = 3,7). En resumen, tu compañía no podría aplicarte un límite inferior a 3,7 GB.

Datos limitados

Si en España tienes una tarifa con datos limitados, también la tendrás fuera de España. En general, si en España tienes 3 GB, también los tendrás en el resto de Europa. Sin embargo, si tienes una tarifa de datos muy baratas (pagas muy poco por cada giga), la compañía podría aplicarte límites. En 2019, la UE considera una tarifa muy barata si pagas menos de 2,25€ por giga. Tu operador debe informarte previamente sobre ese límite y avisarte si lo alcanzas.

Datos ilimitados

Si tienes un contrato con una tarifa mensual fija que incluye un paquete con datos ilimitados, tu operador puede aplicar un límite de datos en Europa, pero aún así debe ofrecerte un gran volumen de datos en roaming sin recargo. Este debe ser, como mínimo, el doble del volumen que se obtiene dividiendo el precio de tu tarifa entre el límite máximo de los precios mayoristas de los datos en roaming (4,50 euros en 2019).

Por ejemplo

Rosa paga 50€ (sin IVA) con todo ilimitado. En su viaje por Roma, su operador debe ofrecerle al menos 22,2 GB sin sobrecargo. (2 x (50 euros / 4,50 euros) = 22,2).

Llamar a otro país de la UE desde España

Recuerda, el programa «roam like home» no se aplica cuando estás en tu propio país. Es decir, no podrás efectuar llamadas con tu tarifa a otros países de Europa desde España. En caso de que lo hagas, estas llamadas serán facturadas como llamadas al extranjero (al igual que los SMS). Sin embargo, una vez que estés en otro país de la Unión Europea que no sea el tuyo, podrás llamar a números de ese mismo país en el que te encuentres e igualmente a números del resto de países de la UE.

0 comentario

dejar un comentario