1. Principal
  2. Mis Vacaciones
  3. Inspiración Vacaciones
El blog de viajes by Chapka

Viajar con niños a Tromsø, la capital ártica de Noruega

Imágenes y texto por Laia de De ruta en familia

A la ciudad de Tromsø se la conoce con el sobrenombre de la capital ártica de Noruega, ya que es un importante núcleo de población que se encuentra por encima del círculo polar ártico.

Es esta privilegiada ubicación la que la convierte en uno de los mejores destinos del mundo para contemplar auroras boreales durante los meses de invierno. Evidentemente, su clima es frío, pero hay que tener en cuenta que las corrientes del Golfo que hasta allí llegan hacen que sus temperaturas sean mucho más suaves que las que se dan en otros lugares de la misma latitud.

Aún así, alguien podría pensar que, debido a sus condiciones climatológicas, Tromsø no es un destino oportuno para viajar con niños. Quizás en verano, cuando los días son largos y las temperaturas bastante suaves, pero no en invierno cuando apenas hay entre 3 y 4 horas de luz (que no de sol) y el termómetro difícilmente supera los 0 grados. 

Pero, como en casi todo, las apariencias engañan y Tromsø es un destino excelente para que pequeños y mayores disfruten sin cesar, aunque las calles estén cubiertas de nieve y el sol no asome por el horizonte.

Cómo llegar a Tromsø

Para llegar a Tromsø desde la Península Ibérica no hay vuelos directos, la única alternativa que hay es hacerlo haciendo escala en algún aeropuerto.

La opción más habitual es volar a Oslo, la capital de Noruega, y desde allí hasta Tromsø. Norwegian Airlines o Wideroe, una compañía noruega que ofrece infinidad de rutas internas por el país, son las dos aerolíneas más habituales.

Ahora bien, también es una opción habitual volar a Tromsø pasando por Londres.

Qué hacer en Tromsø con niños en invierno

Tromsø es un destino estupendo para los amantes de los deportes de invierno, pero también está muy preparado para recibir a pequeños viajeros y entretenerlos hasta que caen rendidos.

Sin ninguna duda, una de las actividades estrella para hacer en Tromsø es un recorrido en trineo de perros por la nieve. No es una experiencia barata (casi nada en Noruega es barato), pero hay que aprovechar que los peques no pagan o pagan un precio reducido, en función de la empresa.

paseo en trineo en Tromsø

Esta actividad, a parte del paseo en trineo, también incluye pasar un buen rato con los perros y también con los cachorros más pequeños, así que de bien seguro será una experiencia difícil de olvidar.

Tampoco olvidarán la visita a una granja de renos. Son muchas las familias sami, las únicas autorizadas en Noruega a la cría de renos, que durante los meses de invierno se establecen en granjas cercanas a Tromsø para que los animales tengan alimento durante los meses más duros del invierno.

granja de renos de Tromsø niños

Así pues, de noviembre a abril es el momento oportuno para visitar estas granjas donde, a parte de conocer muchos secretos sobre el pueblo sami, grandes y pequeños tendréis la oportunidad de alimentar a los renos.

Evidentemente, si os gusta el esquí, Tromsø es un destino estupendo para practicarlo. Pero, no hace falta irse a las altas montañas para practicarlo. En la misma ciudad, hay grandes parques donde es habitual ver a los locales practicando esquí de fondo y también a los niños bajando cuestas a bordo de sus trineos. ¿A que niño no le gusta deslizarse en trineo?

Además, tenéis que saber que, si en algún momento queréis resguardaros del frío, son muchos los restaurantes o centros comerciales en Tromsø que tienen zonas específicas para que los niños jueguen. Pensad que es un lugar donde están más que acostumbrados a convivir con el frío y la falta de luz, así que es fácil encontrar parques infantiles interiores donde los más pequeños disfrutaran un montón.

parque en Tromsø niños

Información práctica para viajar a Tromsø

Documentación y visado

Aunque no forme parte de la Unión Europea, Noruega forma parte del tratado de Schengen, con lo cual se puede viajar sólo con el DNI en vigor. Ahora bien, en todos los lugares donde hay que mostrar la documentación, quizá por inercia, solicitan el pasaporte, así que no está de más llevar los dos documentos en vigor.

No es necesario ningún visado para entrar o salir de Noruega.

viajar con niños a Tromsø

Roaming

Aunque no forme parte de la Unión Europea, desde el verano de 2017 en Noruega tampoco hay que pagar roaming. Así pues, si utilizáis el móvil, pagaréis las mismas tarifas que en casa (lo mejor es consultar las condiciones de vuestro operador).

Moneda

La moneda oficial de Noruega es la corona noruega. Hay billetes de 1.000, de 500, de 200, de 100 y de 50 coronas y monedas de 20, 10, 5, 1 y 0,50 coronas.

Como en la mayoría de países nórdicos están muy acostumbrados a pagar con tarjeta. De hecho, en cualquier lugar, incluso en las marquesinas de los autobuses, se puede pagar con tarjeta de crédito.

vista Tromsø nevado viaje con niños

Seguro de viaje

Como todo en Noruega, la sanidad es muy cara. Así que, si no queréis tener ningún susto, y más si viajáis con niños, os recomendamos que contratéis un seguro de viaje que se haga cargo de cualquier imprevisto que se pueda producir durante su viaje.

Una de las mejores opciones es viajar asegurados con Chapka, con el seguro Cap Asistencia que ofrece:

  • Teleconsultas pediátricas con un médico español.
  • Cochecito cubierto en caso de robo o deterioro por la aerolínea.
  • Canguro en caso de hospitalización de tutor/acompañante.
  • Repatriación de menores: billete ida y vuelta para un familiar.
  • Reducción del 15% si viajas con un niño.

Tromsø y todos los países nórdicos son destinos estupendos y muy bien preparados para viajar con niños en cualquier época del año. Que el frío no os pare. Una capa de ropa térmica, un polar, un buen abrigo y unas botas, son suficientes para disfrutar de unos parajes mágicos. ¿Os imagináis la reacción de vuestros peques viendo como baila el cielo? Vosotros no lo olvidaréis, ¡y ellos tampoco!

aurora boreal puerto Tromsø

0 comentario

dejar un comentario