1. Principal
  2. Vacaciones
  3. Entrevistas destinos vacaciones
El blog de viajes by Chapka

Japón: Un destino para cualquier época del año

Lo has decidido, este año viajas a Japón. Motivos no te faltan: su cultura única, la hospitalidad de sus gentes, su elevado nivel de seguridad, la deliciosa comida y el alto número de experiencias exóticas que puedes vivir allí. Ahora solo te queda aprender 10 palabras básicas para comunicarte. Bueno, y decidir cuándo visitar el país, durante cuánto tiempo y qué ver en Japón. ¿Kioto, el Monte Fuji, Nara, Osaka, los cerezos en flor o las hojas anaranjadas del otoño? No tienes ni idea, ¿verdad? Hemos hablado con Elena del blog Mi Propio Ítaca para que te eche una mano. ¡Tras un año viviendo en Japón con una Working Holiday Visa confiamos en que sus consejos te serán de utilidad!

El título de tu blog es muy poético.

¡La verdad que sí! Mi blog se titula “Mi propio Ítaca” y tiene que ver con mi etapa universitaria y mi estilo de vida.

Soy una persona de ciencias, pero siempre me he sentido atraída también por las letras y las humanidades. Por esa razón estudié un grado de ciencias en la universidad, pero también un curso semipresencial sobre humanidades.

Pues bien, en la presentación del primer año de este curso de humanidades mi profesor leyó el poema “Ítaca”, del autor egipcio Cavafis. Y, cuatro años más tarde, me reencontré casualmente con el mismo poema en mi graduación de ciencias de la universidad; donde uno de mis profesores lo leyó en el discurso de graduación.

Y claro, que hubiera coincidido el mismo poema en mis dos mundos académicos, y juntando el principio y el final de mi etapa universitaria, lo sentí como una señal.

Además, este poema es un poema sobre los viajes, ya que se dirige a ti como viajero para aconsejarte sobre cómo llegar a Ítaca. Y expresa que lo importante no es la meta -en este caso, Ítaca- sino el viaje en sí. Por lo tanto, encontré a Ítaca como una metáfora para mi vida. Porque, ¿qué es Ítaca? ¿Un lugar físico? ¿O el viaje de la vida? Eso es lo que me gusta de este poema. Que cada vez que lo leo puedo aplicarlo al momento presente en mi vida, ya sea en mi viaje literal a algún sitio, con la incertidumbre de que nunca sabes qué te va a deparar allí; o el viaje de la vida misma, ya que nunca puedes saber la dirección que está tomando.

Y así lo convertí en el título para mi blog, como si estuviera buscando (que lo estoy) “mi propio Ítaca”, mi propio camino.

Japón en primavera durante las semanas de sakura

Para los que dudan sobre la mejor época para visitar el país, cuéntanos qué tal es el clima en Japón.

El clima es un tema bastante peculiar. Japón tiene las cuatro estaciones y son todas preciosas, la verdad. En otoño, todo se tiñe de un rojo, naranja y amarillo intenso preciosos. ¡Creo que es mi estación favorita! En invierno hace algo más de frío que en España, pero si nieva, ¡merece la pena pasar frío! Y en primavera puedes disfrutar de una o dos semanas de sakura o cerezos en flor.

Sin embargo, el verano es la época más dura. Es cierto que hace mucho calor, pero nada que una andaluza como yo no pueda soportar. El problema es que hace tanta humedad que nada más salir a la calle empiezas a sudar sin parar, y esa es una sensación un poco rara y para algunas personas he visto que es muy agobiante.

Pero además el verano es donde suelen ocurrir la mayoría de desastres naturales. Por su localización geográfica, Japón sufre en verano la estación de lluvias torrenciales, con sus consecuentes inundaciones, y también varios tifones. Aun así, afortunadamente esto se puede prever y simplemente te encierras en casa hasta que pase.

Para mí lo peor son los terremotos, que pueden pasar en cualquier momento del año y que, aunque continuamente hay movimientos de tierra imperceptibles, cada año ocurre uno o dos terremotos grandes, como el que me pilló a mí, que te pueden asustar bastante si te pillan en la zona.

Por todo lo anterior, yo recomiendo venir en otoño o primavera, aunque ésta estará más llena de turistas. Y si vienes en verano, aunque sea el peor clima, podrás ver los matsuri o fiestas de los pueblos.

Has aprovechado tu Working Holiday Visa para viajar, ¿qué sitios imprescindibles recomiendas visitar?

¡Sí, la verdad es que he visto bastantes sitios de Japón! ¡Y aún me quedan! He estado en Tokio, Kamakura, Shizuoka, Nagoya, Okinawa, Kanazawa, Shirakawago, Takayama, Shiga, Kioto, Osaka, Nara, Ise, Kobe, Himeji, Kurashiki, Tokushima y Himeji. Y algunos sitios más que no creo que sean muy conocidos entre los turistas.

Depende de cuánto tiempo vayas a Japón y de si tienes el JR pass o no (un bono de transporte con el que te ahorras muchísimo dinero si vas a usar al menos dos trenes bala en Japón), recomendaría unos destinos u otros. Pero también depende de qué aspecto de Japón quieres explorar: el friki, los templos, la naturaleza, las ciudades, el histórico, etc.

Por supuesto, si quieres tener una visión global de Japón como turista, recomendaría Tokio, Kioto, Osaka, Nara y Hiroshima como las ciudades de visita obligada. Es más, Hiroshima lo suele dejar mucha gente fuera de su itinerario y yo de verdad que lo recomiendo muchísimo por el Museo del Parque Memorial de la Paz y los templos Itsukushima y Daisho-in.

Por otro lado, Shirakawago y Takayama me sorprendieron muy para bien; al igual que el castillo de Himeji, que es para mi gusto espectacular y uno de los pocos que nunca han sido destruidos anteriormente; y el monte Koya, una parada obligatoria cercana a Osaka para amantes de la naturaleza.

Pero el sitio que probablemente me impactó más fue el monte Fuji. ¡Por algo es la montaña (y el volcán) más alta del país! Sin embargo, no sabría si recomendarlo o no para tu viaje ya que es muy difícil verlo. Yo pasé más de 24 horas por los alrededores y solo conseguí verlo la última media hora antes de que llegara a anochecer. Fui la persona más feliz, pero también conozco muchos otros turistas que se gastaron el dinero en ir allí para no verlo en absoluto. Porque como esté mínimamente nublado, ¡no se ve nada!

Tres personas en Hiroshima Miyajima

 

También has visitado… ¡Corea del Sur!

Corea del Sur era un país que no tenía para nada en mi lista, ya que desgraciadamente no sé mucho de él y tampoco había visto fotos, pero uno de mis compañeros de piso en Australia era coreano, así que tenía que aprovechar que estaba en Japón para visitarle sí o sí.

He de decir que me sorprendió muy para bien la comida porque, como yo soy algo quisquillosa y tampoco tolero bien el picante, pensaba que no podría comer nada. ¡Pero no todo es picante! ¡Y me gustó mucho todo! ¡Era totalmente diferente a lo que había probado antes! Especialmente recomiendo el kimchi (col fermentada), el bulgogi (un plato de carne), el gimbap (el sushi coreano), el pollo frito (muy típico aquí) y el sulbin (helado de hielo picado; ¡mucho mejor que la versión japonesa!). Y si os gusta el picante tenéis que probar el tteokbokki (pastel de arroz con salsa picante).

Además, como Corea es por el momento mucho menos popular que Japón, aunque está aumentando su atractivo gracias al K-pop mayoritariamente, no está tan masificada como Japón.

También me gustó ver que la gente en Corea es como más natural, tienen más libertad a la hora de vestir, a la hora de expresarse, a la hora de relacionarse… De hecho, muchos japoneses dicen que los coreanos son maleducados, pero es que lo que no saben es que Japón es tal vez excesivamente educado. Y eso es algo que me gustó de Corea, que sentí que había más ambiente en las calles. ¡Hasta vi muchísima gente haciendo “botellón” junto al mar! ¡Eso me parece impensable en Japón!

Por tanto, me gustó poder comparar Japón con Corea y a su vez vivir mi primer shock cultural al salir de Japón. Porque Japón atrapa tanto para bien como para mal. Ahora entiendo a los japoneses que se sienten incómodos fuera de Japón.

¡Podría escribir páginas sobre mi experiencia en Corea! Así que, concluyendo, si buscas un destino diferente y por ahora poco conocido, por supuesto te recomiendo Corea. ¡Especialmente si te gusta el turismo gastronómico! También puedes reservar un tour a la frontera con Corea del Norte y aprender de la historia in situ. Una experiencia única, la verdad.

Comida típica coreana en un restaurante

Para terminar, ¿cuál es tu lugar favorito de la ciudad dónde vives y por qué?

Respecto a mi lugar favorito en mi localidad, ya que vivo en una ciudad poco interesante a las afueras de Osaka, llamada Amagasaki, es muy difícil encontrar alguno. Probablemente sea la mezcla de todo lo que me rodea en mi barrio: al estar viviendo en una área muy residencial y local, ¡pasear por mi barrio en bici tiene mucho encanto!

Y si tengo que elegir un lugar concreto de aquí, diré ¡un restaurante de ramen de mi barrio! No es para nada un restaurante de ramen típico -donde tan solo suele haber una barra donde la gente se sienta, se zampa su ramen rapidísimo y se va para que pueda entrar otro comensal-, pero ¡todo lo que sirven está buenísimo! Es sin duda mi ramen favorito.

0 comentario

dejar un comentario