1. Principal
  2. Gran Viaje
  3. Inspiración Gran Viaje
El blog de viajes by Chapka

32 días en Indonesia: La inolvidable aventura de «El Mundo es un Viaje»

En 2013 Ramón y Raquel viajaron un mes a Japón. La experiencia les cambió la vida y desde entonces no han parado de viajar en pareja por distintos rincones del mundo. Estos barceloneses nos cuentan sus aventuras con un toque de humor a través de su canal YouTube “El Mundo es un Viaje” y de su blog del mismo nombre. Hemos hablado con ellos para saber más sobre sus 32 días recorriendo Indonesia, un viaje que hicieron el año pasado y que añadieron a su lista de inolvidables.

Estuvisteis 1 mes de viaje por libre en Indonesia. ¿Cuál fue vuestra ruta y cómo la preparasteis?

Al tener el tiempo justo para hacer un viaje, siempre intentamos llevarlo casi todo preparado. Hay cosas que van surgiendo sobre la marcha, como por ejemplo alguna excursión o los desplazamientos, pero normalmente lo llevamos planificado. Nuestra ruta por Indonesia empezó en Yogyakarta, después visitamos Borneo, Sulawesi, Bali, Islas Nusa, Flores y acabamos nuestro recorrido en Papúa. Antes de comprar los vuelos, siempre nos montamos un primer borrador de la ruta que queremos hacer. Cuando tenemos esto, compramos los vuelos unos 3 o 4 meses antes, para tener más tiempo de encontrar ofertas. Ah, ¡y no nos olvidamos nunca de contratar un buen seguro de viaje! Una vez hecho esto, acabamos de diseñar la ruta para poder comprar los vuelos internos. Después empezamos con el alojamiento, que lo elegimos dependiendo de dónde se sitúen los lugares que queremos visitar. Por último, miramos los posibles tours o excursiones.

Pareja delante de un volcán en Indonesia

Una de las experiencias inolvidables que tuvisteis la suerte de vivir fue viajar a Borneo.

En Borneo pasamos dos noches navegando a través del río Sekonyer, en el Parque Nacional de Tanjung Puting. Sin duda fue una experiencia inolvidable que recomendamos realizar a todas aquellas personas que visiten Indonesia.  Vivimos durante 3 días en un klotok, la típica embarcación indonesia. Nos acompañaron: el capitán, el ayudante de capitán, la cocinera y nuestro guía; todas personas majísimas. Levantarse cada día con los sonidos de la selva y los primeros rayos del sol es una experiencia indescriptible. Lo fue aún más ver el primer orangután en libertad acercarse a la orilla para comer. Después de ese momento el viaje solo podía ir a mejor.

Asimismo, durante vuestra estancia hubo un terremoto en Lombok que os hizo cambiar de itinerario. ¿Por qué decidisteis ir a Raja Ampat y qué tal fue la experiencia?

Desgraciadamente, Indonesia es un lugar donde se producen muchos movimientos tectónicos que provocan los terremotos y el de ese verano se cobró muchas vidas. En un primer momento pensamos en quedarnos más tiempo recorriendo la isla de Flores, pero también habíamos oído hablar de un lugar llamado Raja Ampat, en Papúa, que nos llamaba mucho la atención. Después de hacer snorkel en Flores, nos habíamos quedado con ganas de más y leímos muy buenas críticas de la vida marina que había en Papúa y no nos lo pensamos dos veces. Sin duda fue la mejor decisión que tomamos. Convivimos con los habitantes de la isla durante una semana y nos hicieron sentir como uno más de ellos.

Además, en el homestay dónde nos alojamos llevaban a cabo un proyecto para enseñar inglés a los niños de la isla y nosotros somos profesores. Fue una experiencia única. A parte de su gente, Raja Ampat ofrece unos paisajes espectaculares y su fauna marina es maravillosa. Nunca habíamos visto tanta diversidad de animales marinos juntos. Aunque llegar hasta aquí requiere cierto tiempo, merece muchísimo la pena.

Grupo de niños con un hombre saludando en Raja Ampat en Indonesia

¿Cómo os movisteis durante vuestro viaje?

Como Indonesia está formado por muchísimas islas diferentes, el principal medio de transporte que utilizamos fue el avión. Cogimos más de 10 aviones en los 32 días de viaje que realizamos. No somos muy amantes de los aviones, nos dan un poco de miedo, pero no tuvimos más remedio. También nos desplazamos por mar, a través de ferris y barcas. Para movernos dentro de cada isla utilizamos el transporte público, taxis y una aplicación parecida a UBER, el GRAB. En una ocasión también alquilamos una moto para recorrer la isla de Nusa Lembongan. Sin duda recomendamos utilizar el transporte público y el GRAB, ya que el precio es bastante económico y te ahorras los quebraderos de cabeza de no saber cómo llegar a tal sitio, dónde aparcar, etc.

De Nusa Lembongan dicen que es la nueva Bali. ¿Estáis de acuerdo?

Sin duda está en el proceso de convertirse en la nueva Bali. Se encuentra a tan solo media hora en ferri de ésta y es una isla mucho menos masificada. Tienes más libertad para ir en moto sin estar pendiente de tener un accidente a cada segundo (en Bali el tráfico es horrible). Además, tiene unas playas y unos paisajes preciosos de los que se pueden disfrutar sin tener a un montón de gente a tu alrededor haciendo fotos. Nosotros recorrimos los puntos principales de la isla en un día, y sin prisas. Así que si lo que buscas es paz y tranquilidad, pero sin alejarte demasiado del caos de Bali, esta es tu isla.

Pareja haciendo el símbolo del corazón con la mano en Broken Beach, Nusa Penida, Indonesia

Si de las 17.508 islas de Indonesia tuvierais que elegir vuestra favorita, ¿cuál sería?

De las que nosotros visitamos, nos quedamos con Papúa. Si alguna vez te has imaginado como es el paraíso, sin lugar a duda, es la imagen que nos dejó Papúa; no sólo por lo bonita que es, sino también por lo bien acogidos que nos sentimos. Estuvimos una semana compartiéndolo todo con la familia que regentaba el homestay y nos hicieron sentir como en casa. Además, nos quedamos maravillados con los paisajes de la isla y sus atardeceres. También elegimos Papúa como nuestra isla favorita por el ecosistema marino que hay, ¡es alucinante! Nunca habíamos visto tantos peces juntos, además, no hacía falta sumergirse mucho. La sensación que tuvimos al estar allí fue de paz y tranquilidad. Recomendamos a todo el mundo que visite Papúa y que se aloje en un homestay.

¿Es caro viajar a Indonesia?

La verdad es que Indonesia es un país en el que puedes viajar ajustando el presupuesto tanto como quieras. Hay muchas opciones de alojamiento (desde hostales con habitaciones compartidas hasta resorts de lujo), comida, tours, etc. Nosotros viajamos con un presupuesto ajustado, pero no demasiado. Nos gusta tener cierta comodidad a la hora de dormir y viajamos con un equipo de fotografía y vídeo importante. Nos sentimos más seguros teniendo una habitación para nosotros solos. El presupuesto total del viaje fue de unos 3800€ por persona (aquí se incluye todo: alojamiento, vuelos, comida, tours, etc.). En principio, no pensábamos gastarnos más de 2000€ por persona, sin embargo, como hemos comentado anteriormente, debido al terremoto, tuvimos que coger vuelos de última hora hacia Papúa que encarecieron bastante el viaje.

Chica delante de la playa en la Isla de Flores en Indonesia

Si volvierais a Indonesia, ¿qué es lo que os gustaría hacer?

Indonesia es un país enorme y con mucha diversidad. En 32 días hemos podido conocer algunas de sus islas, pero nos dejamos muchas otras por descubrir. Para un futuro viaje nos gustaría explorar más a fondo la isla de Sulawesi y sus parques naturales, como por ejemplo el Taka Bonerate. También querríamos escalar el monte Rinjani, que debido al terremoto no pudimos hacerlo y saber algo más de las tribus de Papúa. Además, dedicar más tiempo a otras zonas de Raja Ampat para hacer snorkel. A lo largo de nuestro viaje, conocimos mucha gente local que nos recomendaron lugares espectaculares, como la isla de Sumba o la isla de Bunaken. Continuaríamos escribiendo lugares que se nos quedaron en el tintero, pero entonces, la entrevista ocuparía muchísimo.

Describís vuestro mes en Indonesia como “El Viaje”. ¿Qué es lo que lo hizo tan especial? ¿Queréis compartir un recuerdo bonito con nosotros para acabar?

En primer lugar, la gente. Nunca habíamos encontrado personas tan amables y entregadas como los indonesios. Siempre intentan ayudarte en todo lo que pueden, te ofrecen lo que tienen y siempre les encontrarás con una sonrisa en la boca. A parte de su gente, nos encantó el hecho de que cuando cambias de isla parece que visites otro país diferente. El paisaje, el idioma, la religión… son totalmente diferentes. Otra cosa que le suma muchos puntos positivos a este viaje es la comida. Además de ser muy barata, está deliciosa.

Como anécdotas para recordar, en primer lugar, el día de mi cumpleaños (Raquel). Como cumplo los años en agosto, normalmente lo celebro en otro país y este año fue un día muy especial. Al salir de la habitación por la mañana, me esperaban los niños de la isla y los dueños del homestay cantándome Cumpleaños feliz en inglés y después en su lengua. También me hicieron un pastel y soplaron las velas conmigo. Nunca olvidaré ese cumpleaños. El otro recuerdo (Ramón) es el plan que teníamos cada día al levantarnos y también después de comer: sentarnos al borde del arrecife y observar el ecosistema marino. Era como estar viendo Buscando a Nemo en versión real. Es una pena que poco a poco los corales y los animales que habitan en ellos están desapareciendo por culpa del ser humano. Nos gustaría transmitir el mensaje de que hay que ser responsable y cuidar nuestro planeta. Podríamos compartir muchos más recuerdos bonitos, pero nos quedamos con estos dos.

Pareja delante de un orangután en la selva de Borneo en Indonesia

1 comentario

González Laguna Angeles
González Laguna Angeles

21 junio 2019

Me encanta como lo explicais,parece que esté yo allí viviendo la aventura,gracias a vosotros viajo.
Gracias por vuestros vídeos.
Soy una madre feliz ,cuando veo vuestra riqueza cultural

Responder

dejar un comentario