1. Principal
  2. Mi Gran Viaje
  3. Preparativos Gran Viaje
El blog de viajes by Chapka

Cómo camperizar una furgoneta sin morir en el intento

Los viajes en furgoneta camper atraen cada vez a más personas. Un sector que ha experimentado un gran auge estos últimos años y que se ha disparado tras la pandemia de COVID-19. Si tú también has decidido camperizar una furgoneta para poder moverte y viajar libremente por el mundo y no sabes dónde empezar, no panic! Estás en el lugar indicado. Hemos preguntado a seis expertos en camperizar que nos den sus tres consejos fundamentales para empezar a camperizar una furgo y no morir en el intento.

Los consejos de Pablo de Mundoadro

Mis 3 imprescindibles para empezar en la vanlife son:

Escucha y atiende a tus necesidades sin dejarte llevar por “modas”

los consejos de Mundoadro sobre Cómo camperizar una furgoneta

Mi consejo es que primero, experimentes qué es esto de la vida vanlife, con incursiones los fines de semana alquilando o pidiendo prestada una furgo a algún familiar o conocido. Si tras ello, estás decidido a tener la tuya propia, camperiza acorde a tus necesidades, tu economía y no te dejes llevar por modas o lo que otros te digan que debes hacer.

Para una primera experiencia, aunque dispongas de buen presupuesto, empieza por una furgoneta de segunda mano que esté en buenas condiciones. Por otro lado, piensa si necesitas ducha, calefacción, baño, etc., atendiendo a cómo va a ser tu modo de viajar (largos viajes, lugares inhóspitos, viajar solo, con mascota…) y moldéala a tu forma de ser.

Si tienes que invertir más de lo normal en tu furgo, que sea en el aislamiento

Lo agradecerás cuando te encuentres en lugares donde haga mucho calor o excesivo frío. Si tienes que invertir en algún paso de la camperización más de la cuenta, sin duda es en este punto. Debes prestar mayor atención en aislar correctamente ventanas y claraboyas, siendo estos los espacios más complicados de aislar.

Un buen material de aislamiento es el Kaiflex, fácil de instalar, flexible e impermeable.

Ponte fecha para tenerla al menos decente para lanzarte a viajar

Planifica tu viaje y márcate una fecha acorde a ello para tenerla terminada. Si no lo consigues, no pospongas la experiencia y vívela tal cual tengas la camperización. Es importante marcarse una fecha límite para no perder por el camino la ilusión y caer en desmotivaciones, pero recuerda, lo más importante es que viajes y disfrutes sin importar si es mejor o peor la furgo que tienes.

Los consejos de Lara Mesanza

Confía en ti

los consejos de Lara Mesanza sobre cómo camperizar una furgoneta

Crear algo desde cero con tus propias manos es una de las cosas más satisfactorias que existen. Cuando campericé mi furgo sin experiencia previa, estaba aterrorizada de la montaña de cosas que tenía que hacer, que tendría que aprender y que sabía que haría mal. Pero es imprescindible tener confianza en tus habilidades, no en tus habilidades técnicas o de construcción, sino tu habilidad de resolver problemas y encontrar la solución a los impedimentos que te afrontan.

Disfruta del proceso

Es importante disfrutar del proceso entero de la camperizacion, no solo estar buscando el resultado final. No te agobies y no te compares con los demás. Crea algo único para ti, dentro de tus capacidades económicas y físicas.

Acepta las limitaciones

Recuerda que, aunque esto sea un hogar para el fin de semana o para vivir en ella a largo plazo, no es una casa, no deja de ser un vehículo así que no esperes que tenga las mismas comodidades que un apartamento. No te frustres con la escasez de espacio o con los ruidos de la calle, acéptalo tal y como es. No olvides el privilegio que es tener un hogar móvil con el que viajar y disfrutar de las cosas simples que nos regala la vida.

Los consejos de Lidia y Javi de Van Travellers

Tras haber camperizado dos furgonetas para nosotros; una nuestro hogar en España, y la otra La Furiosa, con la que llevamos desde el 2014 dando la vuelta al mundo; y otras tantas para otras personas, estos son los mejores consejos que podemos darte antes de comenzar la transformación de vuestra casita con ruedas.

Ten claro lo que quieres

Debes saber bien lo que quieres, mejor dicho, saber lo que necesitas. Una camperización integral es tan laboriosa que, si después de tenerla terminada quieres cambiar algo, es posible que no sea tarea fácil. La mayoría de los errores vienen de decidir a lo loco, con prisas o por dejarnos guiar por esas fotos tan bonitas de Instagram, que reflejan las necesidades de otros, no las nuestras. Siéntate, piensa, dibuja el croquis y crea varias opciones, imagínate dentro cocinando, duchándote, levantándote de la cama, guardando todos los trastos, fregando en esas pilas diminutas… no te precipites. 

los consejos de Vans Travellers sobre cómo camperizar una furgoneta

Comprueba las posibles fugas

Ya metidos en faena, antes terminar de panelar y colocar los muebles, que ocultarán las tuberías, bomba, depósitos, grifería, desagües etc., debemos probar todo el circuito con agua. Si no lo hacemos y posteriormente tenemos una fuga, nos tocará desmontar todo lo necesario hasta acceder a ella. O lo que es peor, si la fuga fuese muy pequeña y no nos diésemos cuenta, con el paso de los años la madera iría absorbiendo toda esa agua, hasta pudrirse. No trabajes dos veces.   

Selecciona bien la madera

No escatimes con la madera. Y con esto no quiero decir que compres la mejor, sino que no compres la peor. El DM y conglomerado son económicos, pero pesan demasiado. El conglomerado no permite acabados muy precisos porque se astilla con facilidad, ambos absorben la humedad y se estropean.

Esperamos que estos consejos te ayuden con tu camperización y si tienes cualquier duda poneros en contacto con nosotros.

Los consejos de Bea y Rober de Germen Viajero

Respira, prueba y ordena

Cuando nos planteamos comprar una furgo camper, no teníamos ni idea del mundo brico y no habíamos usado una herramienta en nuestra vida, más allá que para montar un mueble básico. Por ese motivo, orientamos nuestra búsqueda a encontrar una furgoneta ya camperizada de segunda mano, donde no tuviésemos que tocar demasiado.

Nada más lejos de la realidad

Después de haber comprado una antigua ambulancia camperizada de segunda mano y probarla, nos dimos cuenta de que la camperización que habían hecho estaba orientada a viajar durante períodos cortos y nos encontramos con sorpresas que incluso podían ser peligrosas. Así que vaciamos la furgoneta, la dejamos en la chapa y nos pusimos manos a la obra. Justo lo que queríamos evitar. Del tiempo que estuvimos re-camperizando, sin haber tocado antes una herramienta, sacamos muchos aprendizajes, de los que vamos a destacar los siguientes.

los consejos de Germen Viajero sobre cómo camperizar una furgoneta

Paciencia

Sumergirse en una camperización es una aventura que lleva su tiempo. Si eres manitas, seguramente tardes menos. Sin embargo, si tu conocimiento del mundo brico, fontanería, electricidad, etc. es bajo (o nulo, como era el nuestro), tendrás que sacar paciencia de debajo de las piedras. Es normal querer acabar cuanto antes para disfrutar de la vida en la furgo, pero ten en cuenta que para cualquier tarea vas a tardar más de lo que tenías previsto. Así que paciencia.

Prueba antes de lanzarte

Antes de lanzarte con un proyecto de camperización, nuestra recomendación es que pruebes distintos tipos de distribuciones y vehículos y pienses realmente para qué lo vas a utilizar. No es igual la teoría o lo que pensamos, que después la práctica.

En nuestro caso, el objetivo era pasar largas temporadas en la furgo viviendo y trabajando, por lo que necesitábamos mucho espacio de almacenaje, depósitos de gran capacidad, un espacio cómodo para trabajar, etc. Cuando vimos la Germeneta pensamos que era suficiente con lo que tenía, pero, al probarla, nos dimos cuenta de que no era así. Si hubiésemos probado un vehículo similar, nos hubiésemos dado cuenta antes de que no cumplía los requisitos que necesitábamos.

Ordena bien los pasos a seguir

En una camperización tienen que ir los pasos muy bien organizados, ya que todo depende de todo y, una vez montado, para volver atrás te va a tocar deshacer el camino. Por eso es importante que tengas claro el orden de los pasos a seguir, qué va antes de qué. Te ahorrarás tener que montar y desmontar constantemente.

Esperamos que esta información te sirva si te estás planteando embarcarte en un proyecto de camperización. Sin duda, una vez terminado, compensa muchísimo la sensación de viajar en libertad en una camper que has construido con tus propias manos.

descubre el seguro para un viaje perfecto Chapka

Los consejos de Rocío y Eduardo de Sin Código Postal

En primer lugar… ¡ánimo a todos con las camperizaciones! Con el tiempo y la calma necesaria, convertir una furgoneta en una pequeña casa rodante es algo muy reconfortante. Y ahora, vamos con algunos pequeños consejos que os podemos dar según nuestra experiencia a la hora de camperizar una furgoneta.

Ten en cuenta tu tipo de viaje

En primer lugar, antes de comprar una furgoneta para camperizar, tener muy en cuenta el tipo de viaje y el número de personas que van a viajar en la furgoneta. Es decir, no es lo mismo una pareja que viaje con la camper el fin de semana, que una familia que quiera ir un mes de vacaciones por Europa. Existen desde mini campers hasta furgonetas gran volumen, y cada una es adecuada para un tipo de viajero en concreto.

los consejos de Sin Código Postal sobre cómo camperizar una furgoneta

Piensa el espacio para el baño

Especialmente teniendo en cuenta el tamaño de la furgoneta, pensárselo dos veces antes de destinar un espacio fijo para el baño. Es decir, si necesitas al 100% la privacidad que dan cuatro paredes para “ir al baño” o para ducharte, pues adelante con el baño. Pero ten en cuenta que un baño fijo hace que el interior de la camper parezca mucho más angosto, y que existen alternativas, como los pottis portátiles, o las duchas plegables (como la que tenemos nosotros en nuestra furgo).

Presta atención a los pequeños detalles

Por ejemplo, cada pequeño rincón de la furgo cuenta, por lo que trata de aprovechar los pequeños espacios. Otro consejo es que tengas un buen acceso a los depósitos de agua, es decir, que no los encierres al completo en un cajón, ya que de vez en cuando tendrás que hacerles limpieza. Y, por último, nosotros optamos por una cocina portátil, por lo que tenemos que estar todo el día moviéndola cada vez que tenemos que cocinar. Sin lugar a duda, de camperizar de nuevo la furgoneta, pondríamos una cocina fija sin dudarlo.

Y estos son nuestros consejos exprés para camperizar una furgoneta. En nuestro libro sobre cómo camperizar una furgoneta contamos muchos más truquillos. ¡Nos vemos!

Los consejos de Jose y Josune de Caminos Opuestos

Diseña el espacio según tus necesidades

los consejos de Caminos Opuestos sobre cómo camperizar una furgoneta

Una de las claves a la hora de camperizar es ¡tener en cuenta nuestras necesidades! Saber cuánto tiempo vamos a pasar en la furgo – ya sea para vacaciones, fines de semana o para vivir una temporada. Y en función de esto podremos diseñar mejor el espacio. En nuestro caso, teníamos la intención de pasar unos meses viviendo en la furgo, por lo que era importante un buen lugar de almacenaje, que distribuimos en varios espacios bajo la cama. ¡Le hicimos un hueco especial a la tabla de surf! Otro de nuestros imprescindibles era un grifo, así que también tuvimos que dejar espacio para los tanques del agua. Y ¡nos ha facilitado mucho la vida! Es muy cómodo para lavarse las manos, fregar, cocinar… Además le añadimos una manguera que usamos para ducharnos en la parte de atrás.

No olvides comprar una batería auxiliar

El siguiente de los imprescindibles es la batería auxiliar, para las luces interiores, el motor del grifo y un transformador para cargar el móvil, y el ordenador. Otra cosa que no se ve pero también es importante, es el aislante.

Elige bien los extras

Entre los accesorios imprescindibles, nos quedamos con el poti, sobre todo si vas a estar fuera, pero hay que tener en cuenta el espacio que ocupa. Como último imprescindible dejamos los hornillos, ¡aunque sean unos portátiles! Como extras añadiríamos la nevera, la mesa y sillas portátiles, la calefacción o las cortinas. Hay millones de cosas para meter en un espacio tan pequeñito, pero lo bueno es que, sean cuales sean nuestras necesidades, se puede empezar a disfrutar de la furgo con solo un colchón y ¡muchas ganas de furgonetear!

Ya tienes los mejores consejos para camperizar tu furgo, ahora solo te falta el seguro para tu camper. ¿No conoces ninguno? Te recomendamos los seguros que te ofrece Zalba-Caldú con las mejores garantías para asegurar tu camper y adaptándose a tus necesidades furgoneteras.

5/5 - (2 votos)

0 comentario

dejar un comentario