1. Principal
  2. Mis Vacaciones
  3. Inspiración Vacaciones
El blog de viajes by Chapka

5 planes alternativos en Nueva York

«Nueva York era un espacio inagotable, un laberinto de interminables pasos, y por muy lejos que fuera, por muy bien que llegase a conocer sus barrios y calles, siempre le dejaba la sensación de estar perdido».

Paul Auster, escritor neoyorquino.

Si has visitado Nueva York alguna vez en tu vida seguramente hayas sentido lo mismo que Paul Auster escribió en su día. Pese al paso del tiempo, y los inevitables cambios, Nueva York sigue siendo una caja de sorpresa sin fin, un laberinto de calles, olores, acentos, sonido. Como si fuera un sombrero mágico del que emergen personajes, historias, lugares y caminos que hasta los más auténticos neoyorquinos ignoran. Un museo único, un restaurante original, un edificio histórico o un recorrido inusual… ¿Estás buscando planes alternativos, diferentes o insólitos que hacer en Nueva York?

¡Aquí te dejamos 5 planes alternativos en Nueva York que se alejan del recorrido clásico!

5 planes alternativos que hacer en Nueva York

Arte y jazz en la Morgan Library, Manhattan

La Morgan Library es una joya escondida en la jungla de Midtown South. Es una increíble biblioteca construida en 1902 por el banquero y coleccionista JP Morgan con el fin de organizar y preservar su rica y variada colección de objetos de arte: cuadros, muebles, cerámicas, libros antiguos, manuscritos originales… El lugar se transformó posteriormente en un sorprendente e innovador museo privado gracias a la ampliación de la estructura original realizada por el arquitecto Renzo Piano.

Un lugar privilegiado donde se pueden admirar pinturas de artistas como Le Pérugin, Le Tintoret o grabados y dibujos de Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Donatello, Matisse, Picasso y Van Gogh. Podrás ver con tus propios ojos cartas y diarios de Jane Austen, Charlotte Brontë, Abraham Lincoln, páginas autografiadas por John Steinbeck, Tennessee Williams, partituras de Verdi, Mozart, Schubert, Strauss y algunas ediciones tempranas de maestros como «Alicia en el país de las maravillas» de Lewis Carroll, «Frankenstein» de Mary Shelley, «El paraíso perdido» de John Milton o «Un cuento de Navidad» de Charles Dickens.

Te recomendamos ir un viernes por la noche, cuando la entrada (normalmente de 19 a 21 h.) es completamente gratis y hay un concierto de jazz o blues en la sala principal.

La Biblioteca Morgan está ubicada en Madison Avenue, a pocos pasos de la estación de metro en 33rd Street.

¿Has solicitado ya la autorización necesaria para viajar a USA? Aquí te explicamos cómo solicitar la ESTA para EE. UU.

la biblioteca Morgan es un lugar alternativo que ver en Nueva York

Casa de Louis Armstrong, Corona, Queens

Pocas personas saben que se puede visitar la casa-museo del mayor trompetista de jazz del mundo, Louis Armstrong. Está ubicado en el barrio multicultural de Corona, Queens, un área mucho más segura y accesible de lo que solía ser.

Es la casa donde el músico de jazz estadounidense vivió durante más de 30 años con su cuarta esposa Lucille Wilson y donde murió el 6 de julio de 1971. Una casa digna, pero no ostentosa, en un barrio de clase trabajadora.

La visita guiada de 50 minutos recorre toda la casa: las habitaciones, el estudio privado y el jardín e incluye muchas de las grabaciones originales de Armstrong, así como objetos de su vida privada y profesional, incluido su legendaria trompeta.

Si eres fan de Louis Armstrong, no te pierdas la Ruta 61 por Estados Unidos

Louis Armstrong House Museum está ubicado en 34/56 107th Street en Corona, Queens. Puedes llegar tomando la línea 7 del metro y bajándote en la estación 111th St. en Roosevelt Avenue. Desde Roosevelt Ave., coge 108th Street a la derecha hasta cruzar 37th Avenue, gira a la izquierda y luego inmediatamente a la derecha en 107th Street. Un pequeño paseo te llevará directamente a la entrada del museo que se encuentra junto a la entrada original de la casa.

Bushwick, los graffiti de Brooklyn

Bushwick es un antiguo barrio de clase trabajadora en el noreste de Brooklyn, no muy lejos de Williamsburg. Hasta hace unos años, toda esa zona estaba cerrada no solo a los neoyorquinos y visitantes, sino también a las fuerzas del orden, una especie de tierra de nadie a merced de las pandillas locales. El cambio ocurrió cuando los vecinos del barrio empezaron a luchar por su resurgimiento, en particular, Joe Ficarola.

En 1991, Joe, que para aquel entonces era solo un niño, presenció el asesinato de su padre durante un tiroteo entre bandas rivales. Un hecho que le marcó. De adulto, decidió crear The Bushwick Collective. Una exposición permanente de arte callejero con la que pretendía, a través de sus coloridos graffiti en las paredes de los edificios y fábricas abandonadas del barrio, narrar el gran deseo de renovación, las historias y los proyectos de los vecinos.

Hoy Bushwick es un verdadero museo al aire libre. Artistas de street art de todo el mundo vienen aquí para decorar las paredes exteriores de los edificios. Poco a poco, sobre todo gracias al creciente interés de expertos y artistas emergentes deseosos de darse a conocer, los edificios abandonados empezaron a llenarse no solo de estudios profesionales y espacios de exposición, sino también de cafés, restaurantes y talleres.

Para ver los graffiti, sigue la calle desde Jefferson Street hasta Troutman Street, Wyckoff y St. Nicholas Avenue. Para llegar a Bushwick, toma la línea de metro L desde Union Square. Tardarás aproximadamente 20 minutos en llegar a la parada de Jefferson Street. El centro del barrio se encuentra a tan solo unos pasos.

Aquí te dejamos todos los documentos necesarios para viajar a EE. UU. y todo lo que debes saber sobre el seguro de viaje para Estados Unidos.

Little Italy de Arthur Avenue, Bronx

Si quieres ver una auténtica Little Italy, olvídate de la de Manhattan, que ha sido tomada por Chinatown y cuyas pocas tiendas restantes se han convertido en auténticas trampas para turistas. En su lugar, debes ir al Bronx -tranquilo, ya no es el barrio peligroso e inaccesible que alguna vez fue- para descubrir el característico y auténtico barrio italiano de Arthur Avenue, considerado (y con razón) una de las cinco Little Italy más bonitas de Estados Unidos.

Reserva una mañana para explorar los puestos y tiendas llenas de productos hechos exclusivamente en Italia. Te aconsejamos que vayas al excelente restaurante «Zero, Otto, Nove« (el código de la ciudad de Salerno) cuyos propietarios son auténticos italianos de Campania) si tienes pensado parar a comer.

Arthur Avenue se encuentra en el vecindario de Belmont, no muy lejos del Jardín Botánico de Nueva York y el Zoológico del Bronx y se extiende a lo largo de la calle desde la intersección con 187th Street hasta 183rd Street.

La forma más fácil de llegar es coger el Metro North desde Grand Central Terminal, bajar en Fordham y caminar unos 10 minutos en Third Avenue, luego girar en 187th.

«Neverland», Staten Island

Para acabar esta lista de planes alternativos que hacer en Nueva York, te proponemos visitar Staten Island. La ciudad de Nueva York está formada por 5 distritos, comúnmente conocidos como boroughs: Manhattan, Brooklyn, Bronx, Queens y Staten Island, este último es el menos conocido, en parte porque es el que está más alejado.

Staten Island es una isla enorme en la desembocadura de Upper Bay y que mucha gente no sabe que existe. Es por eso que se le conoce comúnmente como el «Neverland» (País de Nunca Jamás).

Contrariamente a la creencia popular de que no hay nada en Staten Island, aquí es donde vive la mayoría de la gente de clase trabajadora que trabaja en Manhattan y Brooklyn y puedes hacer una agradable excursión de un día para descubrir los sitios más interesantes de la zona.

Puede pasear por las calles del vibrante barrio italiano o alrededor de las coloridas pinturas murales del Barrio Stapleton. Puedes entrar a la casa donde vivía Giuseppe Garibaldi, visitar la casa-museo de Alice Austen (uno de los fotógrafos más famosos de estaods Unidos que fotografió la llegada de los inmigrantes a Ellis Island), subir a la cima del Grymers Inn para disfrutar de la vista del Lower Manhattan y del puente Verrazano o pasear por las calles de una auténtica aldea del siglo XVIII, la histórica ciudad de Richmond.

Para llegar a Staten Island, solo tienes que coger el ferry de Staten Island desde Lower Manhattan, un ferry gratis que sale cada 25 minutos. Para desplazarte, utiliza la MTA, la única línea de metro que cruza la isla de norte a sur.

Lugares poco conocidos que visitar en Nueva York
©Simona Sacri
planes alternativos Nueva York
Rate this post

0 comentario

dejar un comentario