1. Principal
  2. Mis Vacaciones
  3. Inspiración Vacaciones
El blog de viajes by Chapka

5 razones por las que visitar Rotterdam

Escrito por Romain Hamon

Rotterdam es la segunda ciudad más grande de Países Bajos en términos de población, detrás de la potencia turística Ámsterdam y por delante de Den Haag (La Haya), conocida por sus instituciones judiciales internacionales.

Rotterdam es conocida en todo el mundo por su enorme puerto comercial, el más grande de Europa. Durante casi cuarenta años (años 60 y 90), fue incluso el puerto líder mundial en términos de tonelaje. Título que perdió en los años 90 con el desarrollo del puerto de Singapur y hoy en día superado por una decena de puertos chinos.

No obstante, hoy en día, Rotterdam no solo tiene un importante puerto comercial, sino que también es una ciudad dinámica con una arquitectura increíble y llena de cultura que tiene mucho que ver.

Aquí hay 5 razones por las que merece la pena visitar Rotterdam.

Una arquitectura que combina tradición…

Si Rotterdam es famosa por sus imponentes rascacielos, ciertos barrios nos recuerdan que estamos en Holanda. Pese a que la ciudad fue bombardeada durante la guerra y tuvo que ser reconstruida, todavía quedan algunos edificios de la época. Solo tiene que pasear por las calles residenciales y tradicionales de Rotterdam West, alrededor del largo Heemraadspark, para admirar esas estrechas casas de dos o tres pisos con la arquitectura típica holandesa. Una buena zona para alojarse.

De camino a los muelles de la Nouvelle-Meuse, te llamará la atención su casco antiguo, Delfshaven. También te recomendamos pasear por los muelles de Achterhaven y Voorhaven donde están amarrados una multitud de veleros. También puedes sentarte en la terraza a tomar una cerveza con vistas al molino De Distilleerketel.

Otro puerto deportivo por descubrir: Veerhaven, cerca del museo etnográfico.

En Países Bajos, los parques tienen una importancia considerable. El mejor de Rotterdam es el Het Park, ubicado cerca de la torre Euromast.

… y modernidad

No hace falta ir a Nueva York para ver rascacielos. En mi humilde opinión, Rotterdam ha logrado lo que otras grandes ciudades no han conseguido: combinar hábilmente rascacielos y edificios tradicionales en el centro de la ciudad.

Entre los icónicos rascacielos que visitar en Rotterdam, el que más destaca De Rotterdam (149m) del arquitecto Rem Koolhaas. También vale la pena ver Euromast (185 m), símbolo de la ciudad y la torre más alta de los Países Bajos abierta a los turistas. Te recomendamos que veas las vistas desde la pasarela a 112 m, luego te sumerjas en la cabina que te llevará a sesenta metros más arriba. ¡Una increíble vista de 360 ​​grados de la ciudad e ideal para apreciar la inmensidad del puerto!

Si no te gustan las alturas, puedes visitar la estación central (una especie de nave futurista), el edificio semiesférico del museo Boijmans Van Beuningen (actualmente en construcción), las casas cúbicas del arquitecto Piet Blom o el Hall Markthal. No olvides cruzar a pie el impresionante Puente Erasmus, que tiene forma de cisne.

Vida nocturna, gastronomía y oferta cultural

Otro de los motivos por el que visitar Rotterdam es que se trata de una ciudad llena de vida. La variedad y oferta de restaurantes es inmensa. Encontrarás bares, cafeterías restaurantes de todo tipo a precios asequibles. Te recomendamos:

Por otro lado, Rotterdam es una ciudad que respira arte. Esta ciudad está llena de artistas y de gente muy creatividad (algo que se puede ver incluso en sus bares y restaurantes). Encontrarás múltiples museos, exposiciones y arte urbano (como sus graffitis). ¡Una ciudad perfecta para una escapada de fin de semana!

foodhallen en Rotterdam, modernidad y tradición

Un impresionante sitio de la Unesco a treinta minutos en barco

Al este de Rotterdam, a solo media hora en transporte fluvial, en la parada en Kinderdijk. Este pequeño pueblo alberga uno de los sitios más emblemáticos de la Unesco en los Países Bajos: los molinos de viento de Kinderdijk. Hoy quedan 19 y fueron construidos entre 1738 y 1740.

Kinderdijk se encuentra en la confluencia de los ríos De Lek y Noord, que se encuentran con New Meuse, el curso de agua que limita con Rotterdam. Estos ríos tendían a desbordarse, de ahí la construcción de canales para el drenaje y el desarrollo de pólderes, estas extensiones de tierra artificial. Estos se inundaron rápidamente debido al aumento de las aguas. Por lo tanto, los molinos se construyeron para bombear agua, almacenarla en depósitos y así evitar que la flota ingrese a los pólderes. Gran parte del trabajo de bombeo actual lo realizan estaciones modernas.

Por cierto, si vas a ver los molinos, haz una parada en Buena Vista.

Rotterdam es menos turística que Amsterdam

Para acabar esta lista de los motivos por los que deberías visitar Rotterdam es que es menos turística que su hermana mayor. Nos encanta Ámsterdam, pero hay que reconocer que el incansable flujo de turistas que llega a la capital holandesa puede llegar a saturar. En Rotterdam podrás disfrutar de una vida y ambiente muy similar al que encontrarás en Ámsterdam, pero mucho menos masificado.

Aventuraasegurada por el mundo Chapka
5/5 - (1 voto)

0 comentario

dejar un comentario