1. Principal
  2. Working Holiday Visa
  3. Australia - Working Holiday Visa
El blog de viajes by Chapka

Entrevista a Australi-Ana: «Vivir en Australia no es sencillo, pero nos hace mucho más fuertes»

Desde bien pequeñita, Ana ya había oído hablar de Australia, lugar en el que su madre pasó gran parte de su infancia. Así, con tan solo 24 años, Ana decidió emprender su viaje al país de Oz, experiencia que duró casi 5 años. En su blog Australi-Ana, relata, con toda sinceridad, cómo es la vida allí y se encarga de asesorar a todos aquellos que quieran irse a vivir a Australia. Hemos hablado con ella ¡y nos ha dejado con la boca abierta!

¿Cómo es vivir en Australia? ¿Fue difícil conseguir trabajo y adaptarte a la vida allí?

En 2012, con 24 años, fui a Australia por primera vez con un visado de estudiante con la intención de mejorar mi inglés. Viví un año en un lugar increíble, Byron Bay, un pueblo paradisíaco de unos 10.000 habitantes, poco trabajo y muchos españoles. Tardé 6 semanas en ingresar mi primer dólar, en un trabajo donde me pagaban por debajo del mínimo y que apenas me daba para vivir. Fue un año muy duro que me dejó muchas lecciones – entre ellas que el inglés “intermedio” que llevamos la mayoría al llegar a Australia, está lejos de permitirnos conseguir un trabajo, ya no cualificado, sino de cara al público y con el bolsillo vacío.

Kings Canyon Australi-ana

En 2014, volví a Australia con la intención de quedarme. Esta vez, la experiencia fue mucho más positiva porque:

  1. Llevaba un plan.
  2. Tenía un buen nivel de inglés.
  3. Sabía cómo funcionaba el país.
  4. Tenía un visado de estudiante, pero con un curso que me daba mucha más flexibilidad.

Viví un año en la ciudad de Gold Coast, adonde llegué ya con trabajo (porque tenía contactos de mi año vivido en Byron Bay). Luego me mudé a Sydney y viví allí 2,5 años y, por último, viví 5 meses en el desierto. Diría que con las herramientas adecuadas -nivel de inglés, ahorros y un buen plan- y las expectativas reales, adaptarse a vivir en Australia es bastante fácil.

Durante esos 5 años tuviste distintos visados. ¿Cuál es la diferencia entre el Work and Holiday Visa, el Sponsor Visa y el Visado de estudiante?

Cuando me marché a Australia, aún no existía la Work and Holiday Visa para España, por lo que nunca pude solicitarla. Comencé mi aventura con un visado de estudiante, el cual renové hasta en dos ocasiones (hice un curso de inglés de 6 meses y dos cursos VET), y solicité un visado de turista desde dentro de Australia en una ocasión también. Durante mis años en Australia, comencé una relación y a mi pareja le dieron un Sponsor Visa. Así fue como conseguí el sponsorship en Australia, como partner. Las diferencia principal entre estos visados son los derechos laborales que tienes en el país y la duración de la visa.

  • Como estudiante, puedes trabajar 40 horas quincenales mientras estudias y a tiempo completo en los períodos de vacaciones. Además, esta visa te mantiene “atado” a una ciudad, puesto que la asistencia a clase es obligatoria. El visado será tan largo como lo sea el curso.
  • Con la Work and Holiday Visa, puedes trabajar full-time, aunque solo 6 meses con el mismo empleador. Esta visa da libertad geográfica -sin limitarte a tener que vivir en una ciudad- y, aunque en primer lugar el visado es solo para un año, puede extenderse hasta 2 años.
  • Cuando obtuve el sponsorship como partner, esta visa me permitía estar en el país hasta 4 años, trabajar a tiempo completo y pedir la residencia permanente a los dos años de visa. No obstante, las leyes han cambiado y mi mejor consejo para cualquiera que quiera quedarse en Australia de manera permanente es, siempre, contactar con un agente de inmigración registrado antes de comenzar el proceso. En mi blog, cuento toda la historia sobre cómo conseguí el sponsorship como partner.

¿Por qué crees que es una buena idea ir a vivir a Australia una temporada?

Independientemente de que hablar inglés nos abre muchas puertas tanto en lo laboral como en lo personal y estudiar inglés con calorcito me parece mucho más atractivo que hacerlo con frío -ojo, que no es todas las ciudades de Australia hace calor todo el año-, creo que Australia es un país muy interesante que explorar si te gusta viajar.

Desde el contraste de sus paisajes (las playas inmensas que rodean todo el país, sus diez desiertos, su riqueza marina), como la singularidad de algunas maravillas naturales imposibles de encontrar en otras partes del mundo (la Gran Barrera de Coral, Uluru, Bungle Bungles, Fraser Island -la isla de arena más grande del mundo…). Una flora y fauna únicos y hasta el bosque tropical más antiguo del mundo, en el norte de Queensland. Y, por supuesto, algunos de los mejores spots de surf en el mundo. Pero además, Australia tiene un componente más, y es que está en la otra punta del mundo. Psicológicamente es más difícil, pues casa ya no nos queda a dos horas de avión y 100 euros. Vivir en Australia no es sencillo pero, en mi opinión, nos hace mucho más fuertes.

En tu blog dices a menudo que en Australia no todo es “de color de rosa”. ¿Por qué crees que es tan importante controlar las expectativas?

Cuando empecé a escribir mi blog lo hice, precisamente, porque la Australia que me estaba tocando vivir no tenía nada que ver con lo que yo había imaginado antes de lanzarme a vivir la experiencia. Vivir en Australia supone una gran inversión de tiempo, dinero y, diría también, emocional. Vivir en Australia implica mucho más de si veremos canguros y koalas.

Creo que el marketing más que positivo que se hace sobre Australia, le hace un flaco favor al hecho de vivir en este país. Una experiencia que, para muchos, se convierte en un viaje más difícil de lo que habían imaginado. Ni llevamos tantos ahorros, ni nuestro inglés es tan bueno, ni tenemos un plan, ni encontrar trabajo es tan fácil, ni sabemos a qué tendremos que enfrentarnos en muchos casos. El problema no es que la gente vaya a Australia de viaje y no le gusta lo que ve al llegar. El problema es que muchas personas creen que Australia va a solucionarles la vida, lo dejan todo y se van a probar suerte -¡total, si solo hay un 6% de paro!- y no nos damos cuenta que emigrar es un ejercicio de supervivencia muy difícil. O, al menos, esa fue la idea que yo compré, y la de muchas personas a las que he venido ayudando en los últimos años. Imagino que por esto me dedico hoy en día a dar asesoramiento para viajar a Australia.

Según tú, ¿cuál es la mejor época para visitar a Australia y cuántos días mínimos se necesitan?

La mejor época depende de lo que se quiera visitar. Australia es el sexto país más grande del mundo y cuenta con una gran variedad de climas. Para los que quieran conocer la costa este, diría que lo ideal es ir entre noviembre y febrero, la temporada más cálida. Aunque para aquellos que sueñen con conocer el outback, Northern Territory o las zonas tropicales del norte de Queensland, quizá de mayo a septiembre sería una fecha más acertada, ya que en verano las temperaturas pueden superar los 35 grados.

En cuanto al número de días, diría que un viaje tan largo como este, siendo las distancias tan largas en Australia y con tanto que ver, no recomendaría viajar a este país para menos de 3-4 semanas.

¿Cuáles son los lugares imprescindibles que ver en Australia? ¿Algún sitio desconocido que merezca la pena visitar?

Me resultaría imposible elegir un lugar favorito en Australia y diría que, al principio, todo te sorprende. Pero cuando “crees que ya lo has visto todo”, ¡vuelves a alucinar de nuevo!

Mis imprescindibles en Australia son sin duda:

  • Daintree Rainforest y Cape Tribulation. Donde ver cocodrilos de cinco metros en libertad, casuarios salvajes ya en peligro de extinción y el bosque húmedo más antiguo del planeta. Una maravilla natural que poco tiene que ver con el resto de Australia.
  • Uluru-Kata Tjuta National Park. No te puedes ir de Australia sin ver el outback y su tierra roja, en serio. Además de Uluru y Kata Tjuta, hay tesoros cercanos a estos como Kings Canyon National Park, que te dejarán boquiabierto.
  • Jervis Bay. Particularmente me parece un sitio precioso para ir de acampada unos días y amanecer con canguros 🙂
  • Byron Bay. El pueblo más idílico en la faz de la tierra. Imprescindible pasar unos días en él, caminar descalza, subir hasta el faro, visitar el market, celebrar el sunset…
  • Sydney. De todas las ciudades, Sydney me parece la más bonita sin duda. Museos, restaurantes, playas de infarto, barrios pintorescos, la Opera House y un sin fin de parques naturales rodeando la ciudad que permiten que siempre haya algo nuevo que hacer.

¡Pero es que hay tantos lugares increíbles! Noosa, Broome, Fraser Island, Whitesundays, Blue Mountains, el Nullarbor Plain, Kakadu National Park…Creo que necesitaría otro par de años solo viajando por el país para acabar de ver todas las maravillas que ofrece Australia.

Estuviste viviendo 5 meses en el desierto y conseguiste ganar mucho dinero. Cuéntanos cómo fue esta experiencia.

La verdad es que vivir en el desierto, aislada, con el pueblo más cercano a 500km, fue todo un reto. De hecho, necesité 2 vuelos y un viaje en camión de 9 horas para llegar a mi destino.

Si queríamos comprar algo, desde una camiseta hasta un bote de champú, teníamos que hacerlo online y esperar a que el camión de reparto llegase el viernes (¡mi día favorito de la semana por aquel entonces! Jaja). Comíamos lo que se servía en el road house, no había ningún supermercado cerca. Y la única vez que veías un aguacate o un mango -¡con lo ricos que están en Australia!- era cuando la gente iba de viaje de SA a WA y tenían que tirar todas sus frutas y verduras a la basura porque no podían pasarlas al otro estado y nosotros estábamos justo en la frontera. Así que nos las dejaban a nosotros.

Las únicas personas con las que nos relacionamos aquellos meses eran nuestros compañeros de trabajo y un montón de camioneros, que eran nuestros clientes más frecuentes. Y lejos de trabajar en un lugar lleno de jóvenes viajeros y backpackers, me tocó un road house lleno de australianos exiliados de la sociedad, con perfiles muy variopintos, llamémosle. Una experiencia difícil, en la que sin duda conseguí el objetivo que me había marcado -gané más de 20,000 AUD en 5 meses- y que recomiendo a quienes se sientan preparados.

¿Nos recomiendas un itinerario por esa zona de Australia? ¿Cuántos días se necesitan para visitarlo bien?

La verdad es que como no tenía coche, no pude viajar demasiado por la zona, además de alguna escapada que me hice con algún compañero de trabajo. A pesar de todo, descubrí una parte del país por el que nunca me había si quiera planteado viajar, el Nullarbor Plain. Una maravilla de planicie -parte de ella territorio sagrado aborigen- que me dejó boquiabierta. Acantilados infinitos, playas de arena más blanca aún si cabe, dunas, unas vistas increíbles y unas noches estrelladas como no he visto nunca en la vida. Para aquellos que viajan con tiempo, el Nullarbor National Park es un must.

Otro momento muy especial fue tu Vipassana en Australia. ¿En qué consiste? ¿Lo recomendarías?

Dentro de mi experiencia en Australia viví otras muchas experiencias. Una de ellas fue un retiro de meditación Vipassana de 10 días, en Blackheat, muy cerca de las Blue Mountains. La primera vez que oí hablar de ello fue a un amigo en Byron Bay y, con eso de que vivir en el extranjero te da cierta libertad para probar cosas nuevas y salirte de lo establecido, pedí 10 días libre en el trabajo para vivir esta experiencia.

Daintree Australi-ana vivir en Australia chica en columpio como es vivir en australia

El retiro consiste en ser lo más consciente posible de cada movimiento, pensamiento, sensación o el aire que te entra por la nariz. Para ello, hablar y relacionarse con otras personas está prohibido. No puedes tener el móvil contigo, ni libros, ni cuadernos. Se hacen varias meditaciones guiadas y libres al día (desde las 4 de la mañana) y progresivamente se aprende la técnica Vipassana en lo que dura el retiro. Si quieres saber más sobre mi experiencia, lo cuento todo en mi blog. Sin duda la recomiendo. Fueron 10 días muy intensos, pero que me ayudaron a conocerme mejor y, de nuevo, salir de mi zona de confort. Además, se paga la voluntad.

Para acabar, ¿puedes recomendar un libro, una película y una canción a alguien que quiera viajar a Australia?

Después de tanto tiempo en Australia, diría que la música que le pone banda sonora a mis vivencias es la de Xavier Rudd. No hay nadie que haya vivido en Australia que no conozca su Follow the sun. En cuanto a libros, Las voces del desierto de Morgan Marlo.

3 comentarios

Ana
Ana

11 julio 2019

¡Muchísimas gracias por la entrevista! :) ¡Un placer poder inspirar a otras viajeras!

Responder

dejar un comentario