1. Principal
  2. Voluntariado
  3. Consejos voluntariado
El blog de viajes by Chapka

¿Voluntariado gratis o de pago?

Javier del blog Viaja, disfruta y ayuda

Por Javier del blog Vivir para viajar

Si estás leyendo este artículo es porque quizás estás interesado en hacer un voluntariado en el extranjero. Seguramente, muchos de los voluntariados que has encontrado requieren el pago de una cuota por tu colaboración, algo especialmente frecuente cuando estás buscando un voluntariado de varias semanas. Esto, a priori, puede resultar contradictorio, ya que es posible que hayas pensando alguna vez:

“¿Cómo es posible que, además de poner mi tiempo, me pidan dinero para poder ayudar?”

Por ello, en este artículo vamos a hablar de las diferencias que hay, en términos generales, entre los voluntariados gratis y de pago.

Pero antes de entrar en materia, un par de aclaraciones:

  • Partimos de la base de como voluntario no puedes recibir una retribución económica por tu trabajo, ya que de lo contrario no serías un voluntario. Es por esto que cuando hablamos de voluntariado gratis o de pago, hablamos de la cantidad económica que tendrás que aportar, además de tu tiempo.
  • Cuándo hablo de voluntariado, me refiero a colaborar en algun proyecto solidario. Es necesario puntualizar esto porque al buscar en internet “voluntariado gratis”, los resultados de la búsqueda te muestran opciones de proyectos y portales que, aunque lo llaman voluntariado, lo que en realidad ofrecen es intercambio de trabajo por algún servicio como el alojamiento o la comida. Por ejemplo, trabajando unas determinadas horas en la recepción de un hostal, como camarero en un bar o recogiendo frutas en una plantación.
Persona recogiendo hierba en un jardín

Puntualizado esto, vamos a hablar de las diferencias que existen entre voluntariados en función a su coste:

Voluntariado de Pago

Tal y comentaba al inicio de este artículo, muchas ONG’s pequeñas y medianas ofrecen programas de voluntariado en los que además de con tu tiempo, tienes que contribuir con una cantidad determinada. Dicha cantidad, en principio será destinada para cubrir gastos varios como el asesoramiento previo, servicios en destino, materiales y en algunos casos, una aportación económica para el proyecto en sí.

Esto es así porque éstas ONGs tienen unos costes a los que no pueden hacer frente. Pero por supuesto, los voluntarios no deben ser los únicos responsables de financiar toda la infraestructura de la ONG, ya que de lo contrario sus proyectos e iniciativas no serían sostenibles.

Es por ello que cuando hablamos de voluntariados de pago, hay opciones para todos los gustos… y bolsillos. Por desgracia, entre tanta oferta, hay empresas que no tienen nada que ver con la solidaridad, que se aprovechan de la popularidad que están adquiriendo este tipo de viajes solidarios (especialmente entre la gente joven), para ofrecer programas poco útiles, de corta duración y más turísticos que otra cosa.

Si tu dinero se queda en la ONG, es una buena fuente de financiación para que sus proyectos e iniciativas salgan adelante, pero como siempre digo, es muy importante investigar para cerciorarte de que esos fondos se emplean correctamente. De lo contrario, es posible que colabores con empresas que se lucran de un negocio que combina turismo con pobreza, dando beneficios a intermediarios que se aprovechan de la vulnerabilidad de otros. Porque recuerda que no todo lo que lleva el nombre de voluntariado es realmente un voluntariado.

Alertado esto, podríamos decir que lo razonable sería cubrir tu estancia y gastos que generes. Aunque en algunos casos, como por ejemplo cuando hablamos de voluntariados con animales, la cantidad puede ser mucho mayor.

Por desgracia, no existe una fórmula mágica para calcular el coste del voluntariado… pero si te piden una cantidad muy superior al coste de vida del lugar, sospecha.

El principal aliciente de estos voluntariados, es que suelen tener programas recurrentes, con cierto volumen, por lo que ofrecen de una forma clara lo que se incluye y lo que se espera de ti como voluntario. Además, son fáciles de encontrar al realizar una búsqueda en Google del tipo: Voluntariado en + “causa” + “país”.

Manos señalando una fecha en un calendario encima de un ordenador

Voluntariado Gratis

Se trata de un voluntariado en el que no hay dinero de por medio. Como voluntario, aportas tu tiempo, habilidades y conocimiento en un determinado proyecto, y a cambio tendrás la oportunidad de vivir una experiencia que seguramente no podrías haber vivido de otra forma. Por ello, me parece un intercambio más que justo.

Aunque no es lo habitual (u obligatorio), en algunos casos a cambio de tu trabajo, es posible que alguna ONG pueda ofrecerte alojamiento e incluso comida, ya sea en una casa donde habiten otros voluntarios o de forma independiente. Si encuentras un proyecto con estas características, puedes verlo incluso como una forma de viajar gratis.

En otros casos, es posible que tengas que colaborar cubriendo, además de tu alojamiento o manutención, algunos otros gastos derivados de tu actividad, como lo pueden ser gasolina o los materiales necesarios para desempeñar tu función como voluntario.

Personalmente, realizar un voluntariado gratis es mi opción preferida para viajar, ya que estos voluntariados suelen ser más cercanos, independientes y flexibles, pero también mucho más difíciles de encontrar.

¿Cómo hacer un voluntariado gratis en el extranjero?

Encontrar un buen voluntariado internacional, sin coste para el voluntario, no es tan sencillo como parece. Entonces, ¿cómo puedes encontrarlo?

La respuesta es simple: investigando.

Pero cuantas más opciones gratis busques, es posible que más difícil te sea encontrar los voluntariados gratis entre todas las opciones que veas. Esto tiene una explicación.

En el momento en el que comiences a buscar voluntariados por internet, el “rastro” de tu búsqueda hará que empieces a ver anuncios de ONGs y proyectos sociales que requieren de voluntarios, sin embargo, la gran mayoría de ellos tienen un coste asociado.

La explicación es sencilla. Muchas de las ONGs que cobran por hacer voluntariado, destinan parte de ese dinero para pagar publicidad que pueda atraer a más voluntarios. Sin embargo, las ONGs que no cobran por los voluntariados, difícilmente tendrán fondos para pagar el coste de la publicidad.

Es por esto que, al contrario de lo que ocurre con los voluntariados de pago, cuando buscas “Voluntariado Gratis” en Google,  te puede salir de todo… Menos voluntariados gratis. Por ello, yo lo que suelo hacer es preguntar en foros de viajeros, grupos de Facebook de un determinado país, tratar de localizar directorios locales de ONGs, etc.

Requiere más tiempo de investigación, pero estoy seguro de que con paciencia podrás encontrar el voluntariado gratis que más se adapte a tus necesidades.

Voluntario recogiendo botellas en un parque

Entonces: ¿Voluntariado gratis o de pago?

Finalmente llegamos al kit de la cuestión. ¿Debes pagar por hacer un voluntariado? No existe una respuesta acertada, ya que se trata de algo muy personal. Algo que además, depende principalmente de dos cosas:

¿Quieres viajar de forma más independiente o necesitas tenerlo todo un poco más organizado?

En los voluntariados de pago suele estar todo más claro desde el principio, ya que a no ser que sea un proyecto que acabe de empezar, seguramente están acostumbrados a tener voluntarios como tú. Posiblemente cuestiones como el alojamiento, manutención, seguros, visados u otros permisos estén incluidas en el precio, o al menos te darán asesoramiento sobre esto u otras cuestiones que puedas necesitar. Además son mucho más fáciles de encontrar… pero al mismo tiempo, más rígidos, ya que normalmente solo aceptan voluntarios para los puestos / funciones que tienen previamente detectados.

Sin embargo, los voluntariados gratis, según mi experiencia suelen ser más flexibles en muchos aspectos, como por ejemplo en cuanto a las fechas o las funciones de tu voluntariado. Pero también más difíciles de encontrar, y al no contar con personas que se encarguen exclusivamente a gestionar voluntarios, muchas de las cosas tendrás que averiguarlas por tu mismo. Pero si tienes algo de experiencia, quizás sea la mejor opción.

Además de contribuir con tu tiempo, ¿puedes permitirte contribuir económicamente en el proyecto?

Como hemos comentado anteriormente, en los voluntariados de pago, además de con tu tiempo debes de hacer una aportación económica de forma obligatoria. Si los fondos se gestionan correctamente y acaban repercutiendo al proyecto no hay problema, pero recuerda que el hecho de que haya dinero de por medio aumenta las posibilidades de que haya mala gestión de los fondos.

En los voluntariados gratis, no debes pagar por ser voluntario, por lo que podríamos decir que una vez los encuentras, son más accesibles. Además, si te gusta mucho el proyecto siempre puedes contribuir con una cantidad que puedas asumir a nivel personal, teniendo la garantía de que al haber colaborado con el proyecto, los fondos seguramente se gestionen de la forma adecuada.

Espero que este artículo te haya ayudado a decidir si quieres o no pagar por ser voluntario. Aunque como en casi todos los casos, no hay una respuesta correcta sobre esto. Solo la respuesta que te haga sentir cómodo con tu decisión, siempre y cuando puedas razonarla. Me gustaría abrir un debate sobre esto, así que te invito a que me dejes un comentario al respecto:

¿Prefieres los voluntariados gratis o de pago? ¿Por qué?

Personalmente, y a pesar de que requieren mucho más trabajo, me suelo decantar por voluntariados gratis, ya que son en estos en los que siento que puedo marcar una mayor diferencia. 

¡Hola! Me llamo Javi, soy un viajero a tiempo completo procedente del sur de España, y el impulsor del proyecto solidario Viaja, Disfruta y Ayuda: una plataforma en la que se da difusión a organizaciones (ONG, fundaciones, etc.) de diferente índole, en varios países del mundo. El objetivo de aumentar la visibilidad de dichos proyectos, y conectarlos con personas que puedan estar interesados en colaborar con ellos. Además, me involucro personalmente con alguno de ellos cuando me es posible.

Puntúa este artículo

0 comentario

dejar un comentario