1. Principal
  2. Vacaciones
  3. Inspiración Vacaciones
El blog de viajes by Chapka

5 viajes que regalar en el Día de la Madre (o en cualquier otro momento)

Dicen que no hay nada que una más que hacer un viaje junto a alguien. Aprendes a conocer a esa persona en situaciones diferentes a las que estáis acostumbrados a vivir. Si cuando os quedáis tirados en medio de vuestro roadtrip reacciona con calma y paciencia, ya sabes de qué pasta está hecha esa persona. Además, creas memorias compartidas, anécdotas increíbles y fotos para incluir en vuestra gran caja de recuerdos. Un viaje marca un antes y un después en una relación. Por eso las parejas primerizas viven como un gran momento la primera escapada juntos. Pero hoy no queremos hablar de viajar en pareja, sino de viajar en familia. Y más concretamente, de hacer un viaje con tu madre. Porque ¿qué mejor regalo para el día de la madre que un viaje? Cuando creías que ya lo sabías todo de ella, un viaje puede fortalecer los lazos de vuestra relación y hacer que descubras nuevas facetas suyas. ¿Te habías imaginado a tu madre regateando en un bazar o calzando unas botas de trekking? ¡Pues ahora es el momento! Si todavía no sabes qué regalar para el día de la madre, aquí te damos 5 ideas de destinos viajeros a los que llevarla por su día (o en cualquier otro momento del año).

Vista frontal desde la bicicleta de un canal en Amsterdam

Amsterdam en familia

Si aprovechando el día de la madre, os decidís a hacer un viaje en familia, Amsterdam es la opción perfecta. Conocida por sus museos, tulipanes y preciosos canales, no os faltarán actividades que hacer o lugares donde dar largos paseos. Si tenéis la suerte de tener buen tiempo no lo dudéis ni un segundo y alquilad unas bicis para recorrer la ciudad. ¿Llueve? El Rijksmuseum y el museo Van Gogh os acogerán entre sus paredes. Aprovecha para descubrir el pintor favorito de tu madre o para jugar a los “parecidos razonables”: ¿Nunca te habías fijado en que vuestro vecino se parece un poco a El Alegre Bebedor de Frans Hals? Cuando caiga la noche, daos un homenaje de bitterballen y patatas fritas mientras planeáis vuestras aventuras del día siguiente.

Panorámica de la ciudad de Quito en Ecuador

Ecuador: madre e hijo a la aventura

¿Tienes dos semanas de vacaciones y todavía no has decidido qué hacer con ellas? Antes de empezar a hablar con tus amigos, te recomendamos que intentes algo nuevo: un viaje mano a mano con tu madre recorriendo Ecuador. El país andino es extremadamente acogedor, con gente maravillosa y una variedad de paisajes para todos los gustos. Si tu madre es más fan de la arquitectura y la historia que de las botas de trekking, organiza un recorrido por Quito, Cuenca y Guayaquil. Si lo que queréis es aventura y naturaleza en estado puro podéis ir a la selva amazónica, al Parque Nacional de Cotopaxi y visitar los volcanes de los Andes ecuatorianos. “¿Y a las Islas Galápagos no vamos a ir?”, dice tu madre, que ya está convencida del plan.

La Ruta 66 como Thelma & Louise

No hay nada más girlpower que un roadtrip de madre e hija siguiendo los pasos de estas dos amigas en búsqueda de libertad. Solo necesitaréis un carné de conducir y una buena banda sonora que os acompañe por Arizona, Nuevo México, Oklahoma, Texas y California. Los paisajes desérticos, los dinners y esos moteles de carretera que tanto pueblan las películas americanas harán de esta aventura un viaje inolvidable. Una buena idea es ver todas esas películas que se han rodado en esta mítica carretera antes de iniciar vuestro viaje e ir apuntando lugares que os gustaría visitar. ¡Os sentiréis como estrellas de cine una vez estéis al volante!

Mujer de espaldas echándose agua en un baño en un onsen japonés

Japón rima con pareja

Vale, no rima, nos lo hemos inventado, pero, aun así, Japón es un país perfecto para un viaje en pareja. Este Día de la Madre regálale 15 días en pareja en el país del sol naciente, mientras tú te quedas a cargo de cuidarle las plantas. Reconocido por la limpieza de sus calles, su hospitalidad sin igual y una gastronomía exquisita, un viaje a Japón hará las delicias de los más exigentes. Unas noches en un ryokan, una escapada a un onsen y tu madre volverá a casa como nueva.

Chrevolet rojo en las calles de Trinidad, Cuba

Viajando sola a Cuba

¿Te pasas los domingos en casa de tu madre, monopolizando su atención y volviendo a casa cargado de tupperwares con comida? ¡Quizá lo que necesita no es un viaje contigo, sino uno ella sola para despejarse! Dicen de Cuba que es un destino idóneo para viajeras en solitario: los cubanos son tan amables y sociables que si lo que quieres es hablar y conocer gente, no te sentirás sola en ningún momento.

La Habana, Trinidad, Varadero, Cayo Santa María… seguro que los nombres resuenan ya en la cabeza de tu madre como un sueño. ¿Que no sabe en qué va a ocupar tanto tiempo sola? Busca unos cursos de salsa y que al volver te enseñe a ti unos pasitos, que no te vendrían mal. Eso sí, pídele a cambio que traiga una buena botella de ron cubano en la maleta. ¡A partir de ahora, los domingos en casa van a saber a son cubano y a mojito!

Puntúa este artículo

2 comentarios

dejar un comentario